Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"La recuperación económica llegará antes del verano"

El presidente del noveno banco norteamericano se muestra optimista respecto al futuro económico mundial. Charles Sanford, de 55 años, minimiza los efectos de la crisis y apuesta por la internacionalización de la economía y del negocio bancario, y piensa que España y la Comunidad Europea tienen un papel importante que jugar en el contexto mundial. Además de su trabajo bancario, este americano de Georgia es asesor del presidente Bush, aunque prefiere no mencionarlo.

Pregunta. Vuelven a producirse fusiones bancarias en Estados Unidos. ¿Es previsible que el Bankers esté en alguna operación?.Respuesta. Yo dudo mucho que vayamos a fusionarnos con nadie. Estamos muy contentos como estamos y no necesitamos unirnos a otra entidad. Nuestra posición en el ranking está en torno al puesto noveno y estamos cómodos allí. Además el ranking se refiere al balance y cada vez se hacen más operaciones fuera de balance.

P. ¿Cómo está la economía en Estados Unidos?.

R. Cuando se habla de la economía norteamericana hay que hacer muchas matizaciones. En primer lugar, no se puede hablar de una sola economía, porque en Estados Unidos pasa corno en Europa en donde igual que es muy diferente la situación de Gran Bretaña que la de Francia o España, también es distinto California, que la coste este o el sur. En estos momentos el sur y el medio oeste industrial lo están haciendo bastante bien, mientras. que la los estados de las costa este y oeste van mal. Pero bueno, se puede decir que estamos atravesando una recesión aunque no tan grave corno algunos quieren hacer ver.

P. Pero no se puede negar que la crisis existe...

R. Yo creo que estamos atravesando una crisis muy especial y limitada a algunos sectores. El comercio, el sector inmobiliario y los fabricantes de automóviles no van nada bien y probablemente sigan mal durante un tiempo. Pero yo diría que ésta es una recesión de balance más que una recesión de ingresos. Lo más grave que ha pasado es que se han hundido los precios de las propiedades y eso es lo que está creando problemas de balance. La crisis es muy diferente a las anteriores y no creo que sea bueno seguir haciendo énfasis en la lucha contra la inflación. Al contrario, tenemos un problema de deflación; sería bueno que subieran un poco los precios de las propiedades para que mejorara la situación general.

P. ¿Y respecto a la pérdida de competitividad de las empresas?.

R. Aquí tampoco se puede generalizar. Hay sectores que siguen siendo muy competitivos, como el de medicamentos, aviones, informática, papel y otros muchos que siguen exportando a todo el mundo. Además, las pequeñas y medianas empresas van realmente bien y no están perdiendo empleo, sino todo lo contrario. Lo que no se puede negar es que hay muchas grandes empresas en crisis y que sus despidos se oyen más que las buenas noticias de otros sectores. Pero yo creo que el futuro es prometedor, sobre todo para un nuevo modelo de empresas innovadoras que irán ganando posiciones.

P. ¿Cuándo acabará la recesión?.

R. Es difícil de hacer previsiones. Los economistas aseguran que a partir del tercer trimestre de este año la situación mejorará. Pero yo apostaría por una recuperación más rápida. Incluso antes del verano. El dólar debe subir de forma inmediata, aunque sólo sea por la declaración oficial de que el Gobierno apuesta por un mayor crecimiento. No hay que olvidar que la administración tiene cada vez más poder en la economía norteamericana.

P. ¿Qué opina del acuerdo Estados Unidos-Japón para relanzar la economía mundial?.

R. Todavía es muy pronto para hacer valoraciones. Pero me parece muy bien que se hagan declaraciones que fomenten el crecimiento económico. Esa es la llave para un futuro mejor. Es muy importante que los gobiernos hagan algo para frenar la deflación y que vuelva a relanzarse la economía.

P. ¿Qué papel va a jugar la CE en esta política?.

R. La CE tiene que jugar un papel importante en las decisiones internacionales, porque realmente funcionará como un único mercado. Van a cambiar muchas cosas en Europa. La unificación de Alemania ha construido un poderoso estado que será el dominante y la locomotora de la nueva CE.

P. ¿Qué posibilidades tiene España de competir en un mercado abierto?.

R. Aunque no tenga todos los datos sobre la economía española, como banco de negocios pensamos que es un buen sitio para invertir. España puede competir aunque, como todos, debe seguir ajustándose y tener más disciplina económica. Mi único consejo sería que no intenten ir contra la tendencia general, que hoy por hoy es la globalización de la economía. El riesgo que tienen los países, las empresas o las personas es querer mantener el status quo y no adaptarse a las nuevas circunstancias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de enero de 1992

Más información

  • Charles SanfordPresidente de Bankers Trust