Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Salvador recupera la paz tras 12 años de guerra

Una emocionada y prolongada ovación resonó en los viejos muros de piedra del castillo mexicano de Chapultepec cuando el presidente salvadoreño, Alfredo Cristiani, que cerró el histórico acto de la firma de la paz de este país centroamericano, se dirigió a la plana mayor M Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y estrechó la mano de sus componentes. Atrás quedaban 12 años de sangrienta guerra civil y en ese momento comenzaba una nueva era de paz y esperanza que hará de El Salvador un país donde el poder civil prevalecerá por encima de las armas.

La paz de El Salvador se consumó en el mediodía de ayer (19.00 horas peninsular española) en un solemne acto en el castillo de Chapultepec, en la capital mexicana, al que asistieron, además del presidente Carlos Salinas de Gortari, los presidentes de Venezuela y Colombia, Carlos Andrés Pérez y César Gavina, respectivamente, el jefe del Gobierno español, Felipe González y los primeros mandatarios de Centroamérica, y Panamá. Todos ellos, junto con los secretarios generales de Naciones Unidas y de la OEA, Butros Gali y Joáo Baena, fueron testigos del acto de la firma, seguido desde la tribuna de invitados por el secretario de Estado norteamericano, James Baker, y el canciller cubano Isidoro Malmierca, entre otros. La sorpresa del acto llegó del propio presidente Cristiani, quien se sumo en medio de la ceremonia, a pesar de que no estaba previsto, a la firma del documento de paz. Cristiani, acompañado por una fuerte ovación, se hacía responsable directo con su firma de unos acuerdos que ponen fin al conflicto más sangriento de América Latina que ha dejado tras de sí 75.000 muertos en estos últimos 12 anos, en su mayoría civiles.El acto del castillo de Chapultepec duró poco más de hora y media. Las dos comisiones negociadoras, encabezadas por el ministro de la Presidencia salvadoreño, Óscar Santamaría, y por el comandante guerrillero, Shafik Handal, se encontraban frente a frente en una mesa que presidía el secretario general de Naciones Unidas,Butros Gali.

La firma de Cristiani dio paso a la intervención de los responsables de las dos partes, Sántá María por el Gobierno y Handal por la guerrilla. El mi nistro de la Presidencia salva doreño brindó al FMLN una invitación para caminar juntos en la nueva etapa que comenzaba y Handal rindió un emocionado homenaje a todos los caí dos en el conflicto y destacó que con el acto se ponía fin a la hegemonía militar sobre la población civil. Lejos de Chapultepec, en El Salvador, las campanas de todas sus, iglesias comenzaron a repicar al unísono en señal de júbilo. "La democracia salvadoreña" dijo el presidente Cristianianos pertenece ahora a todos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de enero de 1992

Más información

  • El Gobierno de Cristiani y el FMLN sellan en México su reconciliación