Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CLÁSICA

Canciones con Tomova Sintow

La verdad es que el concierto inaugural de la temporada lírica en el teatro de la Zarzuela reunió más público del que podía esperarse. Con todo y cantar una estrella del renombre de Anna Tomova Sintow (Stara Zagara, Bulgaria, 1943), no creo que ningún empresario particular se hubiera lanzado a orgarnizar esta velada en víspera de Reyes., fin de semana y, por si algo faltara, el derby futbolístico.La Tomova, que es una dama del canto, por la elegancia de línea, el atractivo del estilo y el doble servicio al texto y a la melodía, nos dio en esta ocasión dos medidas distintas de su arte: la menor, en Chaikovski y Brahms, en los que, incluso, hubo momentos en que parecía no hallarse en plenitud de sus facultades vocales, y la mayor, en Ricardo Strauss, con un grupo de lieder tan magistrales en sí mismos como en la interpretación de Anna Tomova y su colaborador, el pianista Helmut Oertel.

A

Tomova SintowH. Oertel, pianista. Obras de Chaikovski, Brahms y $trauss. Teatro de la Zarzuela. Madrid, 4 de enero.

Momentos tan bellos como Die nacht, Allerceelen o Cecilia ya habrían justificado la asistencia al coliseo de la calle de Jovellanos, más aún si, a pesar de no haber gozado de una de las grandes noches de la cantante, escuchamos y recibimos lecciones de bien cantar y hacer música, pues la Tomova es música por temperamento y preparación, a lo que añade ese algo más que diferencia unas interpretaciones de otras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de enero de 1992