Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blancos y negros empiezan a discutir el futuro político de Suráfrica

Una veintena de partidos políticos y organizaciones comienzan mañana a discutir en Johanesburgo el futuro de Suráfrica en una Convención para una Suráfrica Democrática (Codesa) de dos días que pretende sentar los principios por los que se ha de regir el futuro traspaso de poder de la minoría blanca a la mayoría negra. Sólo los extremistas de uno y otro color estarán ausentes en el World Trade Centre de la capital económica del país. La Codesa va a tratar sobre la renuncia a la dominación de los blancos, de una nueva Suráfrica en la que todos tengan los mismos derechos y se comparta el poder.

Grupos blancos y negros en los límites de la derecha y la izquierda se han negado a participar, entre ellos el Congreso Pan Africano (PAC), el Partido Conservador y el neonazi, pequeño y armado Movimiento de Resistencia Afrikaner (AWB), ausencias que el líder zulú Mangosuthu Buthelezi cree que pueden provocar una "terrible y destructora guerra civil". Con su decisión de no participar en la Codesa, rechazan el espíritu de reconciliación y unidad creado por la conferencia. "Nunca en mis 73 años de vida había visto tal unidad entre los partidos de Suráfrica", dijo el otro día Mandela, quien etiquetó a la Codesa como "la esperanza del país".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de diciembre de 1991