Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC se lanza a buscar el voto de empresarios y "gente de iglesia"

El alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, y el vicepresidente del Gobierno, Narcís Serra, las dos figuras con mayor arrastre electoral con que cuentan los socialistas catalanes, alentaron ayer a sus compañeros de partido a realizar un esfuerzo para conseguir el apoyo de los sectores liberales y moderados de la sociedad catalana, y en particular de los empresarios y "gente de iglesia", a fin de ganar las próximas elecciones autonómicas, previstas para abril.En el congreso extraordinario del PSC que designó candidato a la presidencia de la Generalitat al líder del partido, Raimon Obiols, éste afirmó que Cataluña vive un clima de "fin de régimen" y ha llegado la hora de que el país tome conciencia de que la mejor forma de defender sus intereses no es mantener a Jordi Pujol en la presidencia.

Obiols fue proclamado candidato con el 99,7% de los votos del congreso. Como él, Maragall, Serra y el presidente del partido, Joan Reventós, subieron ayer notablemente el tono habitual de sus críticas a Pujol. Obiols sostuvo, apasionadamente, que el PSC "será más duro que Convergència en la defensa de los intereses de Cataluña", y dijo que es hora ya de deshacer el equívoco de que el nacionalismo conservador es el que mejor lleva a cabo esa defensa.

Con la de ayer, es la tercera nominación de Obiols como candidato. En las dos anteriores ocasiones su rival, Pujol, obtuvo mayoría absoluta.

Para quebrar la mayoría de Pujol, el PSC quiere presentarse como una fuerza sin fisuras y Obiols ha exigido y obtenido el pleno apoyo de toda la plana mayor socialista catalana, que ayer asistió en bloque a la nominación. En la primera fila de congresistas estaban, además de Obiols, Maragall y Serra, los ministros de Cultura y Obras Públicas, Jordi Solé Tura y Josep Borrell, respectivamente; el presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Eduardo Martín Toval; el vicepresidente del Congreso de los Diputados, Joan Marcet; el secretario de Estado de Hacienda, Antoni Zabalza; miembros de la ejecutiva del PSOE como Salvador Clotas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de noviembre de 1991