El PP admite que comparó a Guerra y a Corcuera para crear un incidente

C.V., Dirigentes del Grupo Popular afirman que el jueves por la noche consiguieron su objetivo de equiparar la figura del ministro del Interior, José Luis Corcuera, a la del vicepresidente del PSOE, Alfonso Guerra, "la figura socialista que mayor rechazo provoca", según aseguraron ayer fuentes de la dirección del grupo. Según éstas, el PP se muestra muy satisfecho con que el debate sobre la Ley de Seguridad Ciudadana terminase con un enfrentamiento "en el que el ministro lleva siempre las de perder" y afirman que intentaron, sobre todo, lanzar una advertencia al PSOE de que el PP "no es UCD" y que si el PSOE "quiere juego sucio" el PP "no rehuirá la pelea". "Hemos descubierto la fibra más sensible del Grupo Socialista", añadieron, en referencia a la reacción tras las alusiones de Federico Trillo a Alfonso Guerra.

El incidente con que concluyó el jueves por la noche el debate sobre la Ley de Seguridad Ciudadana se sustanció en un duro enfrentamiento verbal entre el portavoz del Grupo Popular, Federico Trillo, que acusó a Corcuera de resucitar la cultura de "la inisinuación, la difamación y la maledicencia" que, según él, trajo Guerra, y la respuesta de éste, que lamentó que la oposición no contase con alguien "de más alta catadura moral" para intervenir en el debate.

Aquella misma noche Trillo dijo en conferencia de prensa que su réplica había sido "muy meditada" por su grupo, con lo que quiso dejar claro que no se trataba de una improvisación dialéctica o de que, como en la jerga parlamentaria suele decirse, se le calentase la boca durante el debate. Ayer portavoces del Grupo Popular explicaron que no se trató exactamente de una decisión del grupo, sino que la última intervención de Corcuera, que fue muy larga, les "irritó profundamente" por las continuas alusiones a la existencia de diputados populares que le habían manifestado su acuerdo con la ley.

De ahí surgió la decisión, "de unos cuantos dirigentes del grupo", de pedir a Trillo que se olvidase de "más explicaciones técnicas y fuese directamente al enfrentamiento político con el ministro, para demostrarle que no podíamos tolerar su tono".

Hombre duro

Las mismas fuentes del Grupo parlamentario Popular añaden que intentaron deliberadamente conseguir una imagen del ministro como hombre duro, mezclado en incidentes parlamentarios, "exactamente la táctica que ellos aplicaron con Manuel Fraga", aseguraron las fuentes del PP.

Los representantes -del Grupo Popular añadieron que "no se puede degradar la vida política con insinuaciones sobre problemas internos de los demás. Esa era, exactamente, la táctica habitual del señor Guerra, y por ello nos dieron la ocasión de equiparar su figura a la del ministro Corcuera". Por último, las fuentes del PP mostraron su "sorpresa ante la fulminante reacción que nuestra táctica provocó en las filas socialistas. No podíamos imaginar tres minutos de pateo".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción