Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tribunal intenta de nuevo juzgar a los secuestradores de Melodie

Cinco hombres y una mujer se sentarán hoy en el banquillo de la Sección IV de la Audiencia Provincial de Málaga para enfrentarse a una petición fiscal que suma 160 años de prisión por el secuestro de la niña Melodie Nakachian en noviembre de 1987. La vista fue suspendida por defectos de forma el pasado 16 de septiembre.

El padre de la chiquilla, el financiero libanés Raymond Nakachian, ha expresado su confianza en que la justicia española condene a los procesados, una vez que parecen superadas las trabas formales que impidieron la celebración del juicio el pasado 16 de septiembre, aunque la acusación particular, que ejerce el abogado José Luis Sanz Arribas en representación de Nakachian, teme que la defensa utilice "argucias" para conseguir una nueva suspensión.La principal duda sobre la celebración de la vista oral recae ahora en el estado de salud de Jean Marie Caillol, que ha perdido unos 20 kilos de peso como consecuencia de la huelga de hambre que mantiene desde hace casi un mes en protesta por su situación. Caillol, único procesado que hasta ahora ha sido representado por un abogado de oficio, pretende ser defendido por el letrado francés Frederique Moneret, quien hasta el momento aún no se ha asociado al Colegio de Abogados de Málaga.

Caillol ha cumplido ya cuatro años en prisión preventiva, por lo que considera que debe quedar en libertad al no haber sido juzgado en este periodo. Sin embargo, el tribunal que juzga responsabilizó a la defensa de las dilaciones que sufre el proceso, por lo que no ha autorizado su excarcelación. El juicio ha despertado gran expectación en los medios jurídicos de Málaga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de noviembre de 1991

Más información

  • El juicio comienza hoy en Málaga