Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo primer ministro japonés quiere devolver la credibilidad a los políticos

Kiichi Miyazawa consiguió ayer el apoyo parlamentario previsto para ser nombrado nuevo primer ministro japonés en sustitución de Toshiki Kaifu, apartado bruscamente de la presidencia del Gobierno cuando decidió promover una reforma política aperturista sin contar con el necesario apoyo dentro del partido dirigente. Miyazawa, de 72 años, comienza un mandato pactado con una fuerte dependencia de la facción encabezada por el antiguo primer ministro Noburu Takeshita, cuyo respaldo en las elecciones del partido en octubre fue decisivo para derrotar a sus otros dos adversarios. Miyazawa se ha impuesto como uno de sus objetivos inmediatos que los ciudadanos vuelvan a tener confianza en la clase política.

Los integrantes del nuevo Gabinete ministerial pertenecen al Partido Liberal, en el poder desde 1955, y sólo dos proceden de la facción encabezada por Miyazawa, una de las cinco en que está dividido el partido. El pasado de Miyazawa está marcado por el escándalo Recruit, que en 1988 le obligó a dimitir después de que su secretario fuese hallado culpable de recibir sobornos y de aceptar la reventa de acciones compradas fraudulentamente a un precio sensiblemente más bajo que el de su cotización pública. El nuevo primer ministro ha anunciado que intentará conseguir con medidas fiscales y económicas la confianza de la opinión pública japonesa, cuyo escepticismo en la clase política ha crecido con los sucesivos escándalos.

Miyazawa ha subrayado que no detendrá el proceso reformista iniciado por Kaifu, pero no se esperan grandes correcciones en el funcionamiento de un sistema electoral basado en la capacidad de financiación desde el exterior de los candidatos al Parlamento.

El nuevo líder, con 40 años en la Administración y 13 altos puestos en diferentes Gobiernos, es partidario también del envío de tropas niponas al exterior en misiones de paz promovidas por la ONU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de noviembre de 1991