Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SENTENCIA DEL 'CASO AMEDO'

Galán: "Se consagra la impunidad terrorista"

Los GAL no constituyeron un grupo paralelo de poder inserto en los aparatos del Estado, según la sentencia del tribunal de la Audiencia Nacional que juzgó a los policías José Amedo y Michel Domínguez. El fallo indica que no ha sido posible determinar la estructura interna, ni la escala jerárquica de los GAL, ni sus fuentes de financiación, con lo que queda en la oscuridad la X del juez Garzón: quiénes fueron los jefes superiores de los dos agentes en esta trama. El tribunal da por probado que Amedo y Domínguez fueron autores por inducción de los atentados a los bares Batzoki y La Consolation, con un resultado de seis heridos, hechos que el fallo tipifica como seis asesinatos frustrados.

Jose Luis Galán, letrado de la acción popular en representación de la Asociación contra la Tortura, se mostró muy crítico con la sentencia, especialmente con el rechazo del tribunal a condenar a los policías por integración en banda terrorista y anunció su intención de recurrir el fallo. "Esta sentencia viene a consagrar la impunidad del terrorismo en España. Las excusas para no condenar por pertenencia a banda armada no son de recibo. Que la sentencia sostenga que Amedo y Domínguez defendían la estabilidad del sistema, aunque por métodos jurídicamente repudiables, significa negar la posibilidad del terrorismo del Estado", dijo el letrado.Para el acusador popular la condena de los policías por asociación ilícita contradice una sentencia del Supremo sobre el asesinato por los GAL del ciudadano francés Jean Pierre Leiba, "en la que se dice que los GAL son una banda armada".

Con sorna, José Luis Galán optó por "felicitar deportivamente" al Ministerio Fiscal, porque la decisión del tribunal "parece un calco de su informe, en el que se daba una de cal y otra de arena, aunque la sentencia ha dado una de cal y bastantes de arena". "De un plumazo se han solucionado a Francisco Paesa los problemas con la justicia", agregó, "puesto que ni hay delito de pertenencia a banda armada, ni tampoco contra la Administración de Justicia [coacciones a una testigo], por lo que lo más probable es que regrese a España de inmediato, con toda tranquilidad.

"La sentencia", prosiguió el letrado, "es positiva para el Gobierno y para los que preconizan la lucha armada, porque por un lado se acalla a la opinión pública con unas penas elevadas y, al mismo tiempo, se deja a los policías al margen del terrorismo ". En opinión de Galán, el contenido no será un factor de estabilización de la vida de la nación "y mucho menos del País Vasco".

El abogado Fernando Salas, que se recupera de una dolencia sobrevenida tras concluir el juicio, no acudió a la lectura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de septiembre de 1991