Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GOLPE DE ESTADO EN LA U. R. S. S.

Guennadi Yanáyev asegura a Mitterrand que es fiel continuador de Gorbachov

OCTAVI MARTÍ El presidente francés, François Mitterrand, compareció anoche ante las cámaras de televisión para exponer la posición oficial francesa ante el golpe de Estado en la Unión Soviética. Mitterrand, que emplazó a los nuevos dirigentes a respetar las vidas de Gorbachov y Yeltsin y a ponerlos en libertad, recordando que se les juzgará por sus actos", hizo pública una carta que acababa de recibir, a través del embajador soviético en París, de Guennadi Yanáyev.

En dicha carta Yanáyev asegura: "Las reformas continuarán y respetaremos la democracia y la glásnost. Queremos edificar una economía privada, y proseguir la política de derechos civiles y libertades. En el terreno de la política internacional respetaremos todos nuestros acuerdos y compromisos". El golpe de Estado responde, según su máximo dirigente, a una voluntad de "no dejar que se desacredite la obra de Mijaíl Gorbachov, restablecer la estabilidad política y controlar los procesos de transformación que vive la URSS".

Si bien Mitterrand definió la operación encabezada por Guennadi Yanáyev como "un cambio contra corriente" y manifestó su impresión de que la URSS vive una transformación que "puede interrumpirse momentáneamente pero no detenerse", condicionó toda actuación occidental hacia el nuevo Gobierno al comportamiento de éste. Mitterrand también dijo creer que, si bien de momento el golpe de Estado es un asunto de política interna, es también posible que "muy rápidamente pueda convertirse en un acto de guerra fría".

El presidente francés quiso recordar su último encuentro en Londres con Gorbachov, cuando el líder soviético le dijo que estaba atravesando su "momento más difícil". Y leyó también una carta de hace ocho días del propio Gorbachov en la que el dirigente derrocado explica: "No he ocultado las dificultades existentes para pasar de un sistema a otro ni las resistencias, sobre todo en el momento actual, que van a encontrar las reformas, que no podrán triunfar sin pasar por dificultades y grandes crisis". Preguntado sobre el significado de la expresión "momento actual", François Mitterrand dijo creer que la referencia a la firma del llamado Tratado de la Unión era clara.

Respecto a la conveniencia de revisar el presupuesto del Ministerio de Defensa francés, en retroceso por primera vez en muchos años, Mitterrand recordó que el Ejército galo sigue manteniendo lo esencial: "Su función de disuación estratégica y nuclear".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de agosto de 1991