Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

HB afirma que aceptará la votación de las Juntas Generales sobre el itinerario de la autovía

Herri Batasuna (HB) anunció ayer que el acuerdo del diputado general de Guipúzcoa, Eli Galdos, con la coordinadora Lurraldea para modificar el itinerario de la autovía Guipúzcoa-Navarra cumple los requisitos necesarios para "reconocer los mecanismos democráticos como los depositarios de cualquier decisión". En un comunicado de su Mesa Nacional, Herri Batasuna expresó el compromiso de aceptar el resultado, "cualquiera que fuera", de un debate y votación en las Juntas Generales de Guipúzcoa, Parlamento provincial, sobre el polémico trazado de la autovía.

El Partido Nacionalista Vasco, partidario de debatir en las Juntas Generales el acuerdo alcanzado por Eli Galdos con la coordinadora Lurraldea, y deseoso de expresar su apoyo sin romper a la vez el consenso con los partidos del bloque democrático, consiguió ayer la aceptación por parte de HB de un debate democrático en las Juntas. Dada la configuración de ese Parlamento provincial, la abstención de los representantes socialistas, o de los de Euskadiko Ezkerra, o de los de Eusko Alkartasuna, permitiría el cambio de itinerario de la autovía.Tras una reunión de la comisión ejecutiva nacional del PNV, su presidente, Xabier Arzalluz, se presentó ante los medios informativos con un documento en el que HB se comprometía a aceptar el resultado de la votación que se celebre en las Juntas Generales sobre la autovía. En el escrito de HB se subraya con letras mayúsculas que esta afirmación se refiere al "principio de acuerdo" sobre el cambio de itinerario, sin que sea aplicable a otros temas que puedan ser debatidos en las instituciones.

Hace sólo tres días, dirigentes de Herri Batasuna aseguraban que si el acuerdo de Galdos con la coordinadora Lurraldea no obtenía la mayoría, "el conflicto seguía en el punto de origen", comentario que implicaba toda una advertencia sobre el retorno de la violencia.

El cambio de actitud parece obedecer a un acuerdo en el que el PNV ha dado las garantías solicitadas por la coalición radical para, obtener un resultado satisfactorio para sus propósitos. De ahí que aquellas palabras de Tasio Erkizia, miembro de la Mesa Nacional de HB, hayan sido calificadas ahora de "desafortunadas" por otros dirigentes de la coalición radical. "Tal vez porque [Erkizia] desconociera algunos aspectos de última hora", han apuntado.

Erkizia sostuvo ayer la versión de que HB sólo se compromete a presentar y defender el cambio de itinerario de la autovía en las Juntas Generales de Guipúzcoa si se consigue un consenso previo. En su opinión, el proceso debe seguir ese camino, y no el propuesto por el lehendakari Ardanza, que hizo un llamamiento a HB para que acepte la decisión de las Juntas.

Ventajas e inconvenientes

En el documente mostrado por Arzalluz, HB indica que el acuerdo de Galdos y la coordinadora Lurraldea asegura la comunicación entre Pamplona y San Sebastián mediante una autovía, salvaguarda el valle de Leizarán y reconoce los movimientos populares y el valor del diálogo entre éstos y las instituciones.

Arzalluz ha respaldado la actuación del diputado general de Guipúzcoa, e incluso se preocupó de transmitir que Galdos no solo en ningún momento. "El PNV lo sabía, y los que gobiernan con él en la Diputación [los socialistas] también", declaró. Arzalluz negó ayer que se esté produciendo cualquier tipo de cesión o claudicación a los violentos y apeló a que "con el nuevo proyecto, la autovía sigue pasando por Leizarán". El líder nacionalista aseguró que su partido no romperá el consenso con las fuerzas del bloque democrático ni el pacto de Ajuria Enea.

El.presidente del PNV no cludió referirse a las conversaciones de destacados militantes de su partido con dirigentes de HB, e incluso las justificó desde una perspectiva pragmática: "Siempre que veamos que HB o ETA den pasos positivos para salir del atolladero, dentro de nuestra lealtad al pacto, creo que debemos acudir a propiciar una salida dernocrática y decorosa".

Arzalluz aprovechó las recientes palabras del lehendakari José Antonio Ardanza sobre los cambios que se están produciendo en el seno de HB para resaltar: "Hay muchos dentro de ese sector que están viendo el cuadro final. Y saben que tienen que comprometerse con las instituciones".

Xabier Arzalluz acusó de "inmovilistas" a los partidos que se oponen al cambio de itinerario de la autovía, ya que, a su juicio, están impidiendo el desbloqueo de algunos problemas enquistados en la sociedad vasca. Un reproche para las fuerzas democráticas, pero también para quienes amparan la violencia.

El presidente del PNV pronosticó que la entrada efectiva, y con todas las consecuencias, de Herri Batasuna en el entramado institucional obligará a los partidos del bloque democrático a algún tipo de cesión "sín que por ello adoptemos posturas antidemocráticas". Con respecto a posibles conversaciones entre ETA y el Gobierno, el líder nacionalista indicó que "a todo Gobierno que se precia no le interesa estar incomunicado. No sería inteligente. Pero, por eso mismo, tampoco sería lógico pensar que por ello se está negociando".

Respuestas

Las declaraciones de Arzalluz fueron rápidamente respondidas desde otros partidos vascos. Así, Carlos Garaicoetxea, presidente de Eusko Alkartasuna, opinó que el presidente del PNV perdió ayer una oportunidad para rectificar la política seguida por su partido en el tema de la autovía durante la última semana. Garaicoetxea coincidió con los socialistas vascos en descalificar las afirmaciones de Arzalluz sobre el "inmovilismo" de algunos partidos. Rosa Díez, portavoz del PSE-PSOE, dijo anoche que Arzalluz había cometido un "exceso verbal" y que sus declaraciones era un "insulto".

La abstención de algún grupo permitiría aprobar el proyecto alternativo

La abstención de alguno de los grupos representados en las Juntas Generales de Guipúzcoa haría posible que el proyecto alternativo de autovía obtuviera el apoyo político necesario para salir adelante. Las Juntas Generales, Parlamento provincial, están compuestas por 51 procuradores. PNV, Eusko Alkartasuna y, Herri Batasuna cuentan con 12 escaños cada uno. El grupo Socialistas Vascos tiene 9 procuradores; el de Euskadiko Ezkerra, 4, y el del Partido Popular 2.La propuesta acordada entre el diputado general de Guipúzcoa, Eli Galdos, y el portavoz de la Coordinadora Lurraldea, Jonan Fernández, para cambiar el proyecto Leizarán por el de Belabieta cuenta en estos momentos con el apoyo de los grupos junteros Nacionalistas Vascos y de HB.

De presentarse hoy la proposición, ésta sería derrotada por 24 votos a favor frente a los 27 que se han decantado en contra. La fragmentación política de la sociedad vasca ha llevado a la Firma de pactos. En el Gobierno regional, el PNV está coaligado con EA y EE, y en los gobiernos provinciales de Vizcaya, Alava y Guipúzcoa, con los socialistas.

La abstención de cualquiera de esas formaciones políticas en las Juntas Generales de Guipúzcoa el día en que se celebre el debate permitiría que la proposición pudiera salir adelante. EA, PSE-PSOE y EE cuentan con el número de junteros sufliciente para que su abstención hiciera suficientes los 24 votos de HB y PNV para cambiar el anterior proyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de agosto de 1991

Más información