Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRENSA

"Importantes pérdidas" obligan a cerrar al diario sensacionalista 'Claro' a los cuatro meses de s

El diario Claro, el primer proyecto de periódico sensacionalista de envergadura llevado a cabo en España, ya no saldrá a la calle hoy debido "a las importantes pérdidas económicas" sufridas desde, su aparición, el pasado 8 de abril, según reconoció ayer Juan Manuel González Úbeda, consejero de Prensa Española en Sílex Media, empresa editora del diario. Sílex Media, constituida con una inversión inicial de 13.000 millones de pesetas, es propiedad al 50% de Prensa Española, editora de Abc, y del grupo de comunicación alemán de Axel Springer.

Los responsables de Sílex Media explicaron en un comunicado hecho público en la mañana de ayer que la "interrupción" de la publicación del diario se debe a que "el retraso de las perspectivas de rentabilidad en relación a los planes originales obligaría a la aplicación de unos medios financieros suplementarios muy por encima de lo que inicialmente se había previsto" y que, en consecuencia, "Prensa Española y Axel Springer han considerado in viable ampliar su inversión, decidiendo dejar de publicar Claro a partir del día de hoy".

De hecho, las ventas diarias de Claro han quedado muy por debajo de la cifra de 400.000 ejemplares prevista inicialmente por la empresa para una primera fase y del objetivo de 600.000 para más adelante. Sí bien Sílex Medía aseguraba el pasado 26 de julio unas ventas de 133.607 ejemplares tras la realización de una auditoría por parte de la firma Arthur Andersen, fuentes profesionales del sector de la distribución de prensa afirmaban que su difusión no alcanzaba los 50.000. Las ventas de Claro no han podido ser aún auditadas por la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD).

Sorpresa

La noticia del cierre del periódico fue comunicada a la redacción por el propio González Úbeda a las 10.30 de ayer durante la primera reunión con los jefes de sección del periódico para establecer los con tenidos del día. La decisión de la empresa fue acogida por los redactores con "total sorpresa", en una reunión que duró 20 minutos, pero que, según el consejero de Prensa Española, "resultó eterna", Los sentimientos de sorpresa y de incertidumbre dominaban ayer las conversaciones de, los 300 trabajadores, 160 de ellos periodistas, que componen la plantilla del periódico y que carecen, dada la juventud del diario, de comité de empresa y en cuyo seno coexisten diferentes modalidades de contrato.

Mientras los redactores que estaban en la sede del diario formaban corros para analizar su nueva situación, las secretarías de redacción marcaban los teléfonos para comunicar a los reporteros de vacaciones y a los corresponsales el cierre del diario. Algunos periodistas se enteraron de la decisión de la empresa por colegas de otros me dios cuando llegaban a la sede de Claro, y los miembros de la redacción de Andalucía conocieron la noticia por la radio al no funcionar las líneas telefónicas con Madrid.

Los responsables de Claro impidieron ayer el acceso a la redacción del diario en Madrid, situada en la calle de Arturo Soria, números 126 y 128, de reporteros de otros medios informativos, y declinaron concretar las pérdidas económicas, así como las medidas que se adoptarán con respecto a la plantilla. Los trabajadores de Claro, que aseguraban ayer que la empresa sólo les había informado del cierre, convocaron por la tarde una asamblea en la que se eligió una comisión que negociará con la empresa la rescisión de los contratos. Fuentes de la redacción de Claro en Andalucía comentaron que "estaban a la espera de que se concreten las indemnizaciones, ya que no se contempla la posibilidad de una salida laboral para la plantilla redistribuyendo a los trabajadores entre los grupos editores".

Markus Semmel, director general adjunto en Sílex Media, aseguró ayer que "los dos grupos de comunicación propietarios cumplirían sus compromisos con los trabajadores con tiempo y sin problemas". De la misma opinión era el consejero de Prensa Española. En cuanto a las causas de los malos resultados del primer periódico sensacionalista de España, González Úbeda afirmó: "Lo que está claro es que no hemos acertado, pero sí hay público lector en España para un diario de este tipo".

Claro ha tenido desde su aparición cuatro directores.' Ferrán Monegal, Arsenio Escolar y los alemanes Willi Schmitt y Wolfgang Kryszohn. Claro contaba con redacciones en Madrid, Cataluña y Andalucía y delegaciones en Bilbao y Valencia. En Cataluña tiraba en una rotativa propia ubicada en Cerdanyola, y en Andalucía contaba con una rotativa nueva instalada en El Puerto de Santa María que no ha llegado a entrar en funcionamiento,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de agosto de 1991