Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ciudad ha perdido en una semana la cuarta parte de sus coches y el 40% de los autobuses

En Madrid, en agosto, desciende prácticamente todo menos la temperatura y la velocidad de los coches por las calles. El bajón en la intensidad del tráfico ya se notó ayer, primer lunes de agosto. A las 8.30 era un 23% menor que una semana antes. Durante esta primera semana han disminuido los accidentes, las urgencias en los hospitales, la actuación de la grúa, la ocupación de aparcamientos y el uso de transportes públicos

La intensidad media diaria de vehículos descendió el año pasado un 9% en julio, y en agosto, un 22%. La situación registrada ayer era similar. La pasada semana, la cota de ocupación de vehículos en la calzada era de un 23%, mientras que ayer, a las nueve de la mañana, se había reducido a un 21%. Tampoco ayer se registraron horas punta. Los únicos problemas se observaron en los accesos a la capital por las carreteras nacionales de La Coruña, Extremadura y Barcelona. En los tramos Este de la M-30 se observó, a determinadas horas, una circulación lenta, sin que se produjeran atascos.

La velocidad de los automóviles es una de las pocas variables que sí aumenta cuando se pretende pulsar el verano madrileño: un 35,8% en agosto y un 17,3% en julio. En el primer cinturón de la ciudad, la velocidad en las calles del centro casi se duplica (48%) respecto a lo habitual.

Los datos del gabinete de prensa del Ayuntamiento revelan que existe "una relación lógica entre el aumento de velocidad y el incremento de los accidentes, especialmente en julio", mes en el que se calcula una subida de los accidentes del 14%, así como un 12% de heridos y un 8,3% de muertos. La Policía Municipal observa en agosto otra circunstancia: los choques y colisiones disminuyen un 60%. Este fin de semana, por ejemplo, se produjeron un total de 44 accidentes, apreciándose daños materiales en 22 de ellos y humanos en 28. En la madrugada del domingo, las cinco actuaciones en las que se hizo la prueba de alcoholemia dieron positivas.

Menos urgencias

Las urgencias de los hospitales también han rebajado su actividad. En el Gregorio Marañón se están atendiendo unas 125 entradas menos de lo habitual, cuando la media es de 350 diarias. En la Paz se pasa de las 625 de un día cualquiera a las 440 que se registraron el sábado pasado, o a las 535 del domingo. Lo que sí se aprecia los fines de semana estivales en la mayoría de los centros sanitarios es la presencia masiva de visitas particulares. Un médico de un centro hospitalario aventura que por estas fechas el aire acondicionado constituye un importante aliciente para los visitantes.

El calor, durante estos primeros días de agosto, no ha hecho aumentar el número de fallecimientos. La Funeraria Municipal contrató el domingo 76 servicios, prácticamente los mismos que la media de fallecimientos diarios del primer semestre del presente año, 74.

El número de multas ha bajado espectacularmente. En julio y septiembre la bajada oscila entre un 47% y un 44%, mientras en agosto se alcanza el récord, ya que se multa un 75% menos que un día normal. La grúa abandona las calles y en agosto sale para recoger coches mal aparcados un 67% menos que en otras fechas.

El descenso de la circulación se aprecia especialmente en el índice de ocupación de la red de aparcamientos públicos. Las plazas libres aumentan en un 54%. Las sanciones de la Operación de Regulación de Aparcamiento (ORA) se dejan de aplicar hasta un 65%.

Renfe reestructura en agosto las cercanías ante la disminución de la demanda y rebaja la frecuencia de paso de sus trenes. Las líneas de Cantoblanco, Móstoles, Fuenlabrada y Parla pierden servicios en favor de las localidades costeras, como Málaga, Alicante, Valencia y Barcelona. Comisiones Obreras ha denunciado que el 75% de las unidades con destino a Madrid no están operativas, lo que niega la dirección de cercanías.

En los autobuses urbanos dejan de viajar más de la mitad de los usuarios que lo hacen un día cualquiera. La flotilla que se pone en funcionamiento, la cual se reduce un 40%, dispone casi en su totalidad de aire acondicionado, especialmente los fines de semana. En el metro sólo entra el 35% de las personas que lo hacen habitualmente. La línea 6 también restringe su horario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de agosto de 1991

Más información

  • La velocidad de los automóviles se duplica en agosto en las principales calles del centro