Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PROCESO A LA 'GUERRA SUCIA' CONTRA E.T.A.

La Ertzaintza descubrió que Amedo jugaba fuertes cantidades en los casinos antes de ser investigado

J. Y. / J. M. L. Alfredo Nájera Cerrillo, agente de la Ertzaintza, afirmó ayer ante el tribunal que la Brigada del Juego de la policía autonómica vasca comprobó las cuantiosas cantidades jugadas en los casinos por José Amedo y Michel Domínguez en septiembre y octubre de 1985. Según este agente, las comprobaciones sobre Amedo y Domínguez no fueron fruto de "una investigación en particular", sino de las inspecciones rutinarias realizadas por la Ertzaintza tras su despliegue en el País Vasco.

Al término del interrogatorio del ertzaina, el presidente del tribunal, José Antonio Giménez Alfaro, se interesó sobre la persona que había ordenado realizar esas investigaciones. El testigo dijo que no se había realizado una investigación particular ni porque hubieran detectado "rumores", sino que se fijaron en Amedo y Domínguez en el curso de las inspecciones periódicas que hacían para ver qué personas jugaban altas cantidades, por si éstas podían proceder de hechos delictivos.Previamente, Nájera Cerrillo y otro ertzaina, Juan Miguel Campoy Amores, testificaron sobre otro informe realizado posteriormente, éste ya por encargo del juez Baltasar Garzón cuando estaban en marcha las investigaciones, en el que se decía que Amedo y Dominguez perdían grandes cantidades de dinero y utilizaban moneda española y francesa que cambiaban en el establecimiento de juego. Durante su interrogatorio, Amedo declaró que nunca había cambiado divisas para jugar en el casino.

Sin embargo, el defensor de los procesados, Gonzalo Casado, consiguió poner en evidencia algunos extremos del segundo informe realizado por los ertzainas en el interrogatorio a Campoy Amores. Este testigo no supo aclarar de dónde habían sacado una fotocopia de un carné de identidad falso supuestamente utilizado por Michel Domínguez y se vio forzado a reconocer que el primer nombre del mercenario Frugoli, Pierre -quien presuntamente coincidió con Amedo en San Sebastián-, lo pusieron porque les sonaba de haberlo oído en la prensa. Casado presionó hasta que desarboló al testigo:

Casado: ¿De dónde se deduce que Amedo y Domínguez estaban en Donosti (San Sebastián) el 23 de octubre cuando no aparecen registrados en los hoteles ni en los casinos?

Campoy: Bueno, ha podido ser una equivocación cualquiera. En vez de octubre puede ser septiembre, y nos hemos equivocado al hacer el informe.

Casado: ¿Pero de dónde lo deducen?

Campoy: Si no aparecen registrados en el hotel ni en el casino, pues no estarían.

Durante la sesión, miembros de la coordinadora Gesto por la Paz se concentraron frente a la Audiencia y pidieron en una pancarta el esclarecimiento de la trama de los GAL.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de junio de 1991

Más información

  • El defensor Gonzalo Casado puso en aprietos a uno de los testigos de cargo