Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La subida del Par llega a Zaragoza

Los nacionalistas, antes regionalistas, del Partido Aragonés (Par) de Hipólito Gómez de las Roces parece que sí han sacado rentabilidad a los cuatro años que han estado al frente del Gobierno autónomo. Incrementa no sólo el número de escaños sino también el porcentaje de votos, que se sitúa a sólo cinco décimas del partido más votado, el PSOE. Sin embargo, no obtienen la mayoría suficiente como para gobernar en solitario, por lo que necesitarán pactos, al igual que ya hicieron en la pasada legislatura con el PP.Los populares, que suben pero no tanto como ellos esperaban, van a ser más exigentes con el Par a la hora de formar Gobierno de coalición y reclamarán más que los dos consejeros que consiguieron, a duras penas, mediada la legislatura. El PSOE sigue siendo la formación más votada en Aragón, pero no lo su5ciente como para gobernar solo. Las dudas de última hora para decidir el candidato -primero se pensó en el secretario regional, José Félix Sáenz, y después se decidió que fuera José Marco, que a marchas forzadas ha intentado crearse la imagen de líder- ha podido despistar al electorado.

El CDS confiaba en conseguir algún escaño y rentabilizar la presidencia del Parlamento autónomo. Aragón es una de las comunidades en las que los centristas de Suárez tenían más confianza en repetir resultados. Sus seis escaños fueron decisivos para dar, con la abstención, la presidencia a Gómez de las Roces en lugar del candidato socialista Santiago Marraco. Se confirma, por otra parte, el ascenso de lu.

Si el Par y el PP quieren, pueden repartirse no sólo el Gobierno de Aragón sino también la alcaldía de Zaragoza y quizás las de las otras dos capitales. La gran popularidad del alcalde, Antonio González Triviño (PSOE), y sus múltiples inauguraciones de los últimos días parece que no bastan para superar el listón de los 13 concejales con que cuenta ahora. Salió elegido alcalde con los votos de los tres concejales del CDS que ahora, según la encuesta, desaparecen del mapa. El PSOE ha descendido progresivamente en el Ayuntamiento de Zaragoza desde el fallecimiento del anterior alcalde, Ramón Sainz de Varanda. Par y PP confirman también en la capital su marcha ascendente. El tirón de los dos candidatos, Ana María Cortés, por los nacionalistas, y Ángel Cristóbal Montes, por los populares, ha contribuido a esta subida. También IU crece y sus tres o cuatro concejales pueden resultar decisivos a la hora de decidir la alcaldía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de mayo de 1991

Más información

  • Aragón