_
_
_
_

La ONCE mantiene el 'abono-cupón' para hoy, pese a la desautorización del Gobierno

La ONCE celebrará hoy su primer sorteo del supercuponazo, premiado con 150 millones de pesetas, con el sistema del abono-cupón, pese a la desautorización expresa de Carlos Solchaga, ministro de Economía. El pleno del consejo general de la ONCE acordó ayer en sesión extraordinaria mantener la venta del abono, al considerarla "ajustada a derecho". En una nota de 10 puntos, afirma que el nuevo producto "en ningún caso" hará sobrepasar "los límites de ingresos acordados con el Consejo de Ministros".

El consejo general de la ONCE entiende que la venta del abono-cupón es "ajustada a derecho" por estar comprendida dentro de sus atribuciones para regular su actividad comercial aunque, en cualquier caso, expresa su "mejor disposición a dialogar".La ONCE rechaza las manifestaciones de Solchaga quien señaló que el nuevo boleto semanal podía "vulnerar la ley" porque el nuevo sorteo no se ajusta al convenio suscrito entre la organización y el Gobierno. Solchaga anunció que retiraría los nuevos boletos para impedir el sorteo.

El consejo general de la institución, en un comunicado de 10 puntos, afirma que el nuevo abono-cupón "es un producto formado por cupones concentrados en un solo documento, que tienen el mismo precio, iguales premios y el mismo sorteo que el cupón diario". Por ello, la venta de este producto "forma parte de sus facultades organizativas" previstas en el "Real Decreto 358/1991, de 15 de marzo, según el cual el consejo general podrá acordar las adaptaciones o modificaciones del régimen de sorteos del cupón que vengan aconsejadas por razones organizativas o comerciales".

Relaciones con el Ejecutivo

Respecto a sus relaciones con el Ejecutivo, apunta que pretende "mantener las mejores relaciones con el Gobierno del Estado, los gobiernos autonómicos y todas las instituciones que colaboran en favorecer las aspiraciones sociales de nuestro colectivo".La ONCE manifiesta que en los últimos años ha diversificado sus ingresos "con inversiones que pretenden una rentabilidad económica y social". El comunicado añade que la institución está en un "periodo de organización de su grupo de empresas y de consolidación de las mismas, por lo que no hay interés global de continuar ampliando inversiones, salvo las excepcionales que puedan ser de gran interés para la institución". Más abajo matiza: "La ONCE ni se ha gastado ni se gasta el dinero de sus trabajadores en inversiones que no cumplen el objetivo social".

La entidad aclara que su presencia en los medios de comunicación "será la estrictamente necesaria para conseguir los objetivos de posibilitar la divulgación social" de sus actividades y para "obtener el número máximo de puestos de trabajo para éstos y lograr la máxima rentabilidad posible".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

La ONCE, en el punto sexto del comunicado, afirma: "En ocasiones se habla de los privilegios fiscales de los que disfruta la ONCE y nunca se dice cuáles son, y no se dice porque, efectivamente, no existen: porque tanto la ONCE como el colectivo que la forma deben abonar los impuestos como cualquier ciudadano de este país". La ONCE concluye afirmando que su labor social "supera por goleada" los posibles errores cometidos, que está dispuesta a enmendar, dice, "en la medida de nuestras posibilidades".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_