Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos concejales de Pozuelo dimiten en protesta por un centro comercial

Pozuelo de Alarcón cuenta desde ayer con un Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Este municipio era el único de estas características que estaba pendiente de ordenación en el área metropolitana. El pleno municipal donde ayer se aprobó el plan estuvo lleno de sorpresas. También dimitieron dos concejales. Los ediles de la oposición, PSOE y CDS, se retiraron en bloque por no estar de acuerdo con el plan y tacharlo de electoralista.También fue necesario nombrar un nuevo concejal. Ignacio Costa González ha pasado a engrosar las líneas del PP, que gobierna en el municipio, en lugar de Antonio Arcones, que ha dimitido por discrepar con la creación de un gran centro comercial en Pozuelo, previsto en el plan. Además, el concejal Miguel Pérez de los Mozos, único edil de la oposición que permaneció en el pleno hasta que finalizó, también presentó su dimisión. Pérez está expedientado desde hace un año por el CDS.

El alcalde, José Martín Crespo, también tuvo sus más y sus menos con parte del público. El alcalde se vio obligado a llamar la atención en tres ocasiones y amenazó con la intervención de la Policía Municipal. Varios vecinos y comerciantes protestaron porque se ven afectados por distintos proyectos contemplados en el plan inicialmente aprobado ayer, gracias a los 11 votos del PP. Pérez se abstuvo y los seis concejales socialistas y los tres del CDS se retiraron.

Bien atado

La portavoz del PSOE, María Carvajales Santa Eulalia, acusó al alcalde de querer dejar "atado y bien atado el futuro de Pozuelo". Para Carvajales, al retraso de ocho años para aprobación del plan hay que sumar ahora numerosos errores. Entre otros, apuntó Carvajales. "no prever reserva de suelo para viviendas sociales y diseñar un viario exagerado".

Entre los proyectos previstos para Pozuelo están la creación de un parque empresarial, la ciudad de la imagen, un campus para la Universidad Politécnica, la ampliación de la Universidad de Somosaguas y el parque Metropolitano Arrollo de Meaques.

El portavoz del CDS, Andrés Rupérez Sánchez, dijo que con la aprobación del plan "Pozuelo ha hipotecado su futuro". Además hizo alusión a "algunos silencios harto sospechosos". Rupérez se refería a un brocker (intermediario) que según el alcalde llegó al Ayuntamiento ofreciéndole una cuantiosa suma de dinero para la financiación del PP en Pozuelo a cambio de la calificación y aceleración de un proyecto conocido como Somosaoguas Sur y de otro de construcción de un gran centro comercial. La identidad del intermediario no ha sido desvelada aún por el alcalde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de mayo de 1991