Lecciones de una catástrofe

En el momento en que la buena voluntad se moviliza para hacer frente al drama de los refugiados kurdos, el ciclón que ha barrido Bangladesh mueve de nuevo a la comunidad internacional y hace sentir a la vez la precariedad de la condición humana en muchas regiones del mundo, la imposibilidad de enfrentarse a todos los frentes a la vez, y, accesoriamente, el carácter pasablemente ilusorio del "nuevo orden" que el presidente Bush quiere edificar sobre las ruinas del conflicto Este-Oeste. Es cierto que parte de las opiniones occidentales considera como las taras de un Tercer Mundo inconsecuente. El caso de Bangladesh, con 107 millones de habitantes amenazados permanentemente por catástrofes de este tipo, es justamente considerado como casi desesperado. ( ... ) En África, las catástrofes naturales se ven a menudo agravadas por el abandono de las autoridades, cuando no utilizadas a sabiendas por los dictadores para acabar con las rebeliones. ( ... )Europa, que ha olvidado definitivamente el hambre y la peste que la asolaban en la Edad Media, no sabe dónde poner la cabeza, el corazón o el bolsillo ante los dramas que la televisión introduce en sus hogares., ( ... ) En la hora en que los derechos del hombre están a punto de fundar un nuevo "deber de injerencia", es en esta dirección en la que hay que desarrollar las fuerzas de disuasión del siglo XXI.

6 de mayo

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 07 de mayo de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50