_
_
_
_
_
Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Impunidad

Este régimen es experto en lanzar cortinas de humo. Enfrascados en seguir las incidencias del partido de tenis a cargo de Arantxa Benegas y Bjorn Solchaga sobre las 400.000 viviendas de San Luis -por cierto, no se como se critica La dama de rosa, que comparada con esto es puro neorrealismo-, permanecemos cruzados de lenguas mientras el Congreso, o la mayoría de señorías socialistas con el empujoncito de Pujol, se dispone a ampliar este jueves el privilegio de declarar sólo por escrito ante los jueces. A Barrionuevo le viene al pelo la decisión para escabullirse de los GAL y el caso Amedo, pero es que además hay un verdaderamente largo etcétera que va a refugiarse en la correspondencia para evitar dar la cara por un asunto turbio.Al presidente del Gobierno y sus ministros se añadirán autoridades eclesiásticas, consejeros de Estado, miembros del Tribunal de Cuentas, subsecretarios y secretarios de Estado. Y ello conduce a una lógica conclusión: o el PSOE y sus adláteres no creen en la justicia de este país y consideran el sálvese quien pueda como la única salida o piensan que los únicos que nos la merecemos somos los ciudadanos de a pie. Lo de a pie es un decir: cada vez más de rodillas, y encima sin derecho a alquilar un reclinatorio.

Lo único que esta medida tiene de bueno es que volverá a ponerse de moda el género epistolar, tan desmayado desde que se inventó el teléfono.

Ya diviso un espléndido porvenir lleno de cartas tipo: "Querido juez, espero que al recibo de la presente se encuentre bien, yo de puta madre, gracias". Guau.

Sospecho que, por desgracia, el servicio de Correos no va a estar a la altura, aunque imagino que los agraciados preferirán utilizar garbosos motoristas.

Ellos pueden.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_