Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un golpe militar derroca al presidente Traoré de Malí

El presidente de la república centroafricana de Malí, Moussa Traoré, fue derrocado en la madrugada de ayer por un sangriento golpe militar encabezado por el teniente coronel Amadou Toumani Toure. Tras cuatro días de enfrentamientos, que causaron más de 150 muertos en la capital, Bamako, el líder de la rebelión anunció la detención de¡ presidente, que ha gobernado 22 años el país. El Gobierno militar pidió por radio el fin de las manifestaciones y enfrentamientos.

MÁS INFORMACIÓN

También anunció la instauración de un régimen multipartidista y la convocatoria de elecciones en un plazo que no especificó. "Uno de los principales motivos de nuestra acción es el de instalar un sistema multipartidista, una democracia verdadera", declaró Amadou Toumani Toure, el nuevo hombre fuerte del país. Preguntado por cuando sería eso posible, Toure señaló: "Cuando las condiciones sean buenas".Ayer por la mañana aún se produjeron enfrentamientos que causaron al menos 19 muertos. Entre ellos están el ministro de Educación, Bakary Traoré, y el cuñado del presidente, Mamadou Diarra. Los actos de pillaje proliferaron durante todo el día de ayer en la capital. La multitud abarrotaba las calles, prendía fuego a barricadas y lanzaba gritos contra el presidente depuesto. Muchos comercios y oficinas fueron asaltados.

El país había quedado paralizado el lunes por una huelga general en demanda de reformas democráticas y la ruptura del monopolio de la Unión Democrática del Pueblo Malí, implantado con la constitución de 1979.

Cierre de fronteras

Malí es uno de los países africanos más pobres, con una renta per cápita anual inferior a los 200 dólares (alrededor de 20.000 pesetas). Y era una de las naciones de África occidentalte que aún estaba gobernada por un régimen monopartidista. Sus fuerzas armadas están integradas por un ejército de 7.400 miembros, 1.400 gendarmes paramilitares y 2.800 guardias nacionales.

Los oficiales golpistas suspendieron la Constitución y han creado el Consejo de Reconciliación Nacional, que ha asumido el poder. El Consejo de Reconciliación ordenó el cierre de las fronteras y del aeropuerto de Bamako e impuso un toque de queda en todo el país. "Las fuerzas armadas hemos decidido acabar con el sangriento y corrupto régimen de Traoré", señala su comunicado emitido por radio.

Culminan con este golpe de Estado la movilización popular que desde hace meses exigía en las calles de Bamako reformas políticas, y que fue duramente reprimida por el presidente Traoré. Éste, general del Ejército, había llegado al poder con un golpe de Estado, en 1968, en el que derrocó a Modibo Keita, el primer líder del Malí independiente que dirigió un régimen prosoviético desde 1960.

En 1974 dictó una Constitución que no entró en vigor hasta 1979, año en que quedó implantado un sistema monopartidista bajo la dirección personal de Traoré. Desde entonces, el presidente había acumulado numerosos cargos ministeriales. En 1985, en unas elecciones sin oponente, fue reelegido presidente por otros seis años.

Dirección militar

Tras las protestas que comenzaron el 21 de marzo, el propio Traoré había anunciado proyectos para instaurar un régimen pluralista. Según el mensaje captado en la vecina Costa de Marfil, la nueva dirección militar se reunió ayer con líderes de organizaciones civiles y laborales en Bamako.

Fuentes diplomáticas de la capital aseguran que al menos 150 personas han muerto desde finales de la pasada semana, cuando el Gobierne, de Traoré ordenó a la policía disparar contra manifestaciones de estudiantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de marzo de 1991

Más información

  • El Ejército promete convocar elecciones e instaurar un régimen multipartidista