_
_
_
_

La presidencia colectiva yugoslava busca una salida a la crisis que evite el golpe de Estado

La presidencia colectiva de Yugoslavia, incluidos los representantes de Serbia y Voivodina, dimisionarios por órdenes del presidente serbio, Slobodan Milosevic, y exceptuado el representante de Montenegro, se reunió ayer en una sesión de emergencia con los presidentes de todas las repúblicas y el primer ministro federal, Ante Markovic, para buscar una salida pacífica a la crisis de Estado. La reunión se produjo 24 horas después de que Milosevic pusiera fin a sus intentos de provocar una intervención militar bloqueando la presidencia colectiva con el abandono de la misma de sus seguidores.

En las repúblicas enfrentadas con Milosevic, encabezadas por Eslovenia y Croacia, diversos medios expresaron ayer por primera vez, su certeza de que, aunque el Ejército no ha seguido a Milosevic en su intento de provocar una intervención militar en todo el país, el alto mando castrense sí ha hecho un "pronunciamiento" declarándose autónomo del poder civil y juez de la constitucionalidad de una futura intervención. Los estudiantes de Belgrado comenzaron ayer a recabar firmas en apoyo de sus demandas de esclarecimiento de responsabilidades en los incidentes del 9 de marzo, en los que murieron en la capital dos personas, y de dimisión del ministro del Interior, Radmilo Bogdanovic, que continúa en su puesto. Según advirtieron ayer, si sus exigencias no se cumplen podrían comenzar en los próximos día nuevas manifestaciones.

Fuiribundos ataques

El primer ministro federal, Ante Markovic, víctima de furibundos ataques por parte de los representantes de la dirección serbia, que llegó a acusarle de "traición" y "venta del país", se quejó ayer de no tener acceso a la televisión de Belgrado, controlada por Milosevic. En un discurso ante el Parlamento federal pronunciado el miércoles, Markovic manifestó que su Gobierno "mantuvo la situación bajo su control las 24 horas del día, en la medida de sus posibilidades". Markovic aseguró que "está en permanente contacto con todos sus ministros", negando así que el de Defensa, el general VOjko Kadijevic, hubiera roto su con,tacto con el Gabinete federal.

Estos contactos fueron pocos, según todos los observadores, pero el fracaso de la "intentona golpista" panserbia de Milosevic, que tenía en el primer ministro una de sus primeras víctimas potenciales, ha reforzado a éste. Markovic insistió en que "hay que evitar todo bloqueo de la presidencia" y "ésta debe ejercer como mando supremo de las Fuerzas Armadas", extremo en el que difiere ya radicalmente con el Alto Estado Mayor.

Anoche no había sido emitido comunicado alguno por parte de la presidencia, si bien son patentes las dificultades de encontrar un mínimo denominador común de las estrategias de las repúblicas* secesionistas, el debilitado régimen centralista del presidente serbio y el Gobierno federal de Ante Markovic.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

La reunión se celebra bajo la espada de Damocles de una advertencia militar que ayer quedó aún más clara con la publicación por parte de la prensa eslovena de un "artículo secreto" del comunicado del mando supremo militar hecho público el lunes. Según el diario Delo, portavoz habitual del Gobierno esloveno, el comunicado enviado por el Estado Mayor a las autoridades civiles de las repúblicas no es idéntico al hecho público. Aquél cuenta con un sexto punto en el que señala expresamente que "el mando supremo de las Fuerzas Armadas aplicará por sí mismo -sin consulta con la jefatura colectiva del Estado- el nivel de alerta adecuado a las circunstancias y necesidades en la totalidad del territorio yugoslavo".

Según Delo, el Ejército "sigue insistiendo en las mismas medidas y exigencias que fe fueron rechazadas la pasada semana por la presidencia federal", y "se erige unilateralmente en órgano competente para aplicar estas medidas".

La mayoría absoluta socialista en el Parlamento serbio eligió ayer representante de la provincia de Kosovo en la presidencia federal a Sejdo Bajramovic, miembro del partido de Milosevic y presidente de los veteranos de la guerra en Pristina.

Sejdo Bajramovic es de etnia albanesa, pero ha destacado siempre como un radical adversari.6 de las demandas de los albaneses kosovares a favor de la declaración de la República de Kosovo y en contra de la liquidación de los derechos nacionales y humanos impuesta por Milosevic en esta región desde su llegada al poder, en el año 1988. La Liga Democrática de Kosovo, que agrupa a la práctica totalidad de los albaneses de la provincia, niega a Bajramovic la mínima representatividad.

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_