Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yeserías se cierra como cárcel de mujeres

Las 500 reclusas de la cárcel de Yeserías cambiarán el próximo día 17 de lugar de internamiento, según informaron fuentes de la capellanía. La mayoría irán al antiguo reformatorio de Carabanchel, donde vivían anteriormente los presos más jóvenes. En la zona del recinto carcelario de Carabanchel conocido como la Herrerita viven cerca de 40 mujeres con sus hijos pequeños. Este colectivo fue trasladado a este lugar hace unos meses.La prisión de Alcalá-2, dentro del complejo Alcalá-Meco, recibirá a una parte de las actuales internas de Yeserías, que ocuparán tres de los seis módulos, mientras que los otros tres serán habitados por hombres. En estos momentos, medio módulo está ocupado por chicas jóvenes, que protagonizaron una experiencia piloto de convivencia con reclusos, en su mayoría, jóvenes en régimen de internarniento preventivo.

Según las mismas fuentes, junto con las reclusas se trasladan también los funcionarios y los equipos de atencién sanitaria, así como el capellán y sus ayudantes De esta forma se espera mantener el mismo tipo de actividades que las desarrolladas en Yeserías en los últimos años, como los talleres, las casas de acogida para permisos y libertades condicionales, la casa de cumplimiento para madres con hijos o la casa para penadas con problemas de droga, así como dos pisos para acogida de presas en general.

La vieja prisión del distrito de Arganzuela pasará ahora a ser una cárcel de régimen abierto, tanto para hombres como para mujeres. La Dirección General de Instituciones Penitenciarias se gastará 200 millones de pesetas entre el lavado de imagen de este centro penitenciario (pintura y acondicionamiento), el traslado de las reclusas y la habilitación de su nuevo destino carcelario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de marzo de 1991