Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

20 aviones quedaron fuera del radar por fallo técnico

El ordenador del centro de control aéreo de Madrid se cayó en la madrugada de ayer durante al menos una hora y dejó inutilizado el radar principal, las conexiones por radio con los aviones -incluidas las de emergencia- y las comunicaciones con otros centros. Unos 20 aviones que se encontraban en el espacio aéreo regido por ese ordenador quedaron incomunicados durante esa hora y fuera de radar por un tiempo no determinado dentro del mismo periodo. la mañana de ayer, por falta de papel del ordenador, se colapsó el sistema de aterrizajes. La ministra portavoz del Gobierno, Rosa Conde, pidió ayer disculpas a los usuarios del transporte aéreo por los retrasos producidos estos días y añadió que se han dispuesto todas las medidas necesarias para causar las menores molestias posibles a los ciudadanos.

En la madrugada de ayer estuvo inoperante durante cerca de una hora el ordenador del centro de control áereo de Torrejón, cuyo radar principal, conexiones por radio -Incluidas las de emergencia- con los aviones y conexiones telefónicas con otros centros de control quedaron inservibles, según diversas fuentes del citado centro. La avería del radar principal forzó la entrada en servicio al cabo de un tiempo no especificado de un segundo radar previsto para situaciones de emergencia.Por líneas telefónicas ajenas al ordenador hubo que comunicar a los centros aéreos colaterales españoles y extranjeros que Madrid no podía admitir tráfico en ese momento y que los aviones ya en ruta regresasen a su anterior punto de control o pasasen al siguiente. Controladores de Torrejón cifran en unos 20 los aviones que se encontraban en ese momento en el espacio controlado desde Madrid -toda la península, salvo la costa este y el sur de Andalucía- y que durante este lapso estuvieron "separados".

Ello significa, según varios controladores, que si alguna aeronave hubiese realizado una maniobra inesperada a raíz, por ejemplo, de una despresurización, desde la sala de control no habría podido ser comunicada a aviones próximos.

Preocupación por los fallos

Controladores aéreos indican que en los últimos días se vienen sucediendo las caídas del sistema, que han llegado a durar cuatro horas. Estos trabajadores, se preguntan cómo se puede caer todo un sistema informático cuando supuestamente hay dos ordenadores de reserva. La avería se produjo por una manipulación de la base de datos del ordenador para posibilitar que diese datos estadísticos, según las citadas fuentes. Controladores aéreos indican que dado que "se desconfia" del ordenador han ampliado la separación entre aviones y no admiten ni descensos ni ascensos rápidos.El pasado 27 de febrero, el comité de operadores de líneas aéreas de Madrid hizo llegar a Carlos Martín Plasencia, director general de Aviación Civil -cuyo cese ha pedido el PP por "su incapacidad"-, su "preocupación por los fallos del sistema de radio, quedándose el sector afectado "sin comunicación", y que "se producen con demasiada frecuencia".

Por otro lado, la falta de papel para imprimir los datos de aviones colapsó ayer durante 50 minutos, con las consguientes demoras, el sector de aterrizajes del centro de centrol, dado que los controladores desconocían las circunstancias (velocidad, ruta, compañía, características, hora de llegada, etcétera) de los vuelos.

"El nuevo centro de control es muy incómodo. Las frecuencias a través de las que se habla desde tierra con los aviones se vienen abajo casi todos los días", indican controladores, informa Emma Roig. "Los ingenieros hacen pruebas ya que los aparatos se encuentran en garantía y a veces cuando tocan nos dejan las máquinas fuera de servicio", explica otro controlador. "Antes hacíamos los planes de vuelo a mano. Ahora todo lo hacen las máquinas. Lo malo es que fallan día sí y día también".

Los sindicatos presentes en la comisión que investiga los incidentes aéreos han pedido a Aviación Civil que difunda los partes, para demostrar que el caos aéreo actual no es imputable a su trabajo ni a una huelga de celo encubierta. A todo ello, se añade, según fuentes de los controladores, que el nuevo sistema informatizado de control exige más personal para rnanipularlo, incremento que aún no se ha producido, según los sindicalistas. Responsables de las compañías aéreas que operan en Barajas vieron frustrada ayer su intención de entrevistarse con el director de Aviación Civil.

Un télex enviado el pasado jueves a todas las compañías aéreas por el jefe del control de afluencia, explicaba así los retrasos de dos horas: "Esto es debido a que las pistas en uso son las 15-19 [hecho debido al viento sur], y la no posibilidad de abrir sector despegues por falta de plantilla", lo que aliviaría la congestión, según controladores.

Aviación Civil imputó ayer en una nota los retrasos de estos días a "condiciones meteorológicas" y elogió la profesionalidad de los controladores. Según datos oficiales, de los 205 vuelos programados hasta las cuatro de la tarde, la mitad sufrió retrasos de unos 54 minutos y seis fueron cancelados.

Más información en Madrid / 1

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de marzo de 1991

Más información

  • La 'caída' durante una hora del ordenador del control aéreo de Madrid causó más retrasos