Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bagdad amenaza con convertir el desierto en un cementerio para los invasores

Irak ha amenazado con "transformar el desierto saudí en un cementerio" para las fuerzas aliadas y "quemar la mitad de Israel" en caso de ofensiva terrestre de Estados Unidos y sus aliados. Así lo aseguraba ayer el diario Al Saura, órgano del gubernamental partido Baaz."Gracias a su experiencia, sus armas destructoras y su moral, nuestras fuerzas armadas crearán sospresas y provocarán choques sucesivos para ahogar a los invasores en su sangre impura", añadía el periódico.

Por otra parte, el órgano del ministerio de Defensa, Al Qadisiya, lanzó amenazas similares: "Nuestro valiente ei ército demostrará que por vez primera el desierto será anegado con la sangre de los norteamericanos".

Irak aseguró ayer, por otra parte, mediante una información de su agencia de prensa Ina, que el pasado sábado fueron lanzados tres misiles Scud contra el reactor nuclear israelí de Dimona y un cuarto contra el puerto de Halfa.

Por su parte, una fuente mi litar norteamericana en Riad informó ayer que la aviación aliada atacó las rampas de lanzamiento de estos misiles. "Suponemos que alcanzamos, al menos, una de ellas".

El periódico iraquí Al Thawra afirmaba ayer que la negativa de Estados Unidos a aceptar la reciente oferta de Irak cierra todas las puertas a una solución pacífica del conflicto. Esta declaración se pro dujo en el mismo momento en que el ministro iraquí de Asuntos Exteriores, Tarick Aziz, via jaba por tierra a Irán para des de allí volar con destino a Moscú.

Las autoridades de la república islámica denunciaron ayer como "intolerablemente dura"` la reacción occidental a la oferta de retirada condicional presentada por Irak, a la que consideran como "un paso positivo" hacia la paz. The Teheran Times, aseguraba en su edición de ayer que "las iniciativas soviética e iraní son cruciales para evitar la batalla terrestre".

La noche del pasado sábado y la madrugada del domingo fueron especialmente tranquilas para los habitantes de Bagdad. Ayer, Irak informó que después de un mes de guerra, los bombardeos han causado 585 muertos civiles solamente en tres ciudades -Nasiriya, Faluja y Hilá- y los hospitales están repletos de heridos.

La actividad militar continuó por otras partes del país y del emirato invadido. Según una información militar iraquí, entre las últimas horas del sábado y las primeras de ayer, la fuerza aliada lanzó 242 ataques aéreos contra Irak y Kuwalt, incluidos 32 objetivos civiles donde se habían producido muchas muertes, pero no especificó ni el número ni los lugares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de febrero de 1991