Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Procesado un comisario por vender pasaportes a marroquíes en Melilla

El comisario de Reus (Tarragona), Salvador Gimena Ramírez, de 46 años, quien hasta principios de este mes estaba destinado en Melilla, fue destituido la semana pasada de su nuevo cargo como presunto autor de un delito de corrupción por venta ilegal de pasaportes y de permisos de residencia a ciudadanos marroquíes que pretendían establecerse en España. El comisario ha sido procesado por el juez instructor de Melilla y suspendido de empleo y sueldo, según fuentes policiales.

Gimena ocupaba hasta su traslado a Reus el cargo de inspector jefe de la Brigada de Información de Melilla. Fuentes oficiales explicaron que el agente cobraba dinero por suministrar los pasaportes, aunque no pudieron precisar ni el importe ni el número de documentos que podía haber falsificado.

El policía ahora sancionado tomó posesión de su cargo el pasado 2 de enero tras aprobar los exámenes pertinentes para ascender a comisario. La destitución se produjo la semana pasada.

Por otra parte, fuerzas de la Guardia Civil y del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) de Algeciras (Cádiz) detuvieron el pasado fin de semana a 30 africanos, en su mayor parte ciudadanos de Liberia, que pretendían entrar ilegalmente en España a través de las playas de Tarifa (Cádiz). Los detenidos permanecían ayer en la comisaría de policía de Algeciras, a la espera de la resolución de los trámites para su repatriación, informa Antonio Yélamo. Veintitrés de los detenidos son de nacionalidad liberiana, otros tres de Senegal, dos de Mali, uno de Gambia y otro de Marruecos. Según confirmaron fuentes policiales, éste último era el guía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de enero de 1991