Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Autodisolución del Comité de Salvación lituano

El Comité de Salvación Nacional (CSN) lituano, que ordenó el asalto a la torre de televisión el 13 de enero -el domingo sangriento en el que 14 personas resultaron muertas- y proclamó que todo el poder había pasado a sus manos en Lituania, anunció ayer su autodisolución temporal en señal de buena voluntad. El CSN era un órgano fantasmagórico dominado por el partido comunista local. Por otro lado, el presidente de la URSS, Mijaíl Gorbachov, otorgó ayer nuevos poderes al KGB para controlar las actividades de las empresas nacionales y extranjeras.

La identidad de los componentes del CSN nunca se dio a conocer por razones de seguridad. Mientras tanto, se han reanudado los enfrentamientos interétnicos en Osetia del Sur.Por otro lado, la orden anunciada por Moscú para formar patrullas conjuntas con fuerzas de la policía y los militares, que aunque fue decidida el pasado mes de diciembre no fue hecha pública hasta el viernes, ha despertado gran preocupación en medios progresistas. El diario Komsoólskaya Pravda interpretaba ayer la medida como una cobertura para introducir elementos de estado de excepción" en todas las ciudades importantes de la URSS.

En Vilna, el Ejército liberó a cinco de los seis lituanos arrestados por tropas soviéticas la noche del jueves, según informó ayer el portavoz del Parlamento lituano, Audrius Azubalis. Tres de ellos, que son funcionarlos del Parlamento, están hospitalizados a consecuencia de los golpes recibidos de los militares.

Un lituano continuará detenido por tres días, ya que tenía en su poder una pistola a la hora de ser arrestado, según explicaron los militares a Azubalis, quien precisó que la persona en cuestión tenía permiso para llevar armas. Los arrestos se produjeron después de que los soldados levantaron puestos de control en una serie de puntos de la capital lituana.

El portavoz parlamentario también informó que el comandante de la guarnición de Vilna, general VIadímir Usjopchik, envió una carta al Sóviet Supremo republicano acusando al Gobierno local de ser incapaz de mantener el orden.

En Osetia del Sur, un número indeterminado de muertos y heridos fue el resultado de nuevos enfrentamientos interétnicos ocurridos el viernes, según informó ayer la agencia georgiana Iberia.

Según esta fuente, alrededor de las nueve de la mañana estalló un tiroteo entre osetios y georgianos en el centro distrital Znauri, que queda a 25 kilómetros de Tsinjvali, la capital de la ex provincia autónoma en territorio de Georgia. Las víctimas, según esta agencia, son todas osetias.

La tensión en la ex provincia autónoma empezó a aumentar el año pasado, cuando los osetios del sur declararon su soberanía y su intención de elevar el estatuto de la provincia a república.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de enero de 1991

Más información

  • Gorbachov otorga poderes al KGB para controlar a las empresas nacionales y extranjeras