Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IRAK

Los máximos responsables económicos de los países más industrializados del mundo, que forman el Grupo de los Siete (G-7), concluyeron ayer su reunión con un mensaje tranquilizador: la economía mundial no corre el riesgo de desestabilizarse, a menos que se produzca un cataclismo bélico en la guerra del Golfo. Al mismo tiempo, las declaraciones del presidente de EE UU descartando la victoria fulminante sobre Irak calmaron los ánimos en los mercados internacionales. Ayer, las bolsas cotizaron a la baja, mientras el mercado del petróleo se mantiene en calma, aunque con tendencia al alza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 1991