La guerra del Golfo derrota a los vídeos

La guerra del golfo Pérsico ha ahondado un poco más en la crisis de los videoclubes. Desde que ha estallado el conflicto, en apenas dos jornadas, las televisiones han duplicado su audiencia en detrimento de los alquileres, que se han reducido un 50%, según Alfredo García Iglesias, presidente de la Federación Española de Videoclubes (FEV) y dueño de tres establecimientos. La guerra ha provocado también la estampida en Nueva Orleans de directores de televisiones de todo el mundo que asistían en esta ciudad a una feria mundial del medio para coordinar las informaciones.

"Cualquier gran acontecimiento incide negativamente en los alquileres de cintas de vídeo, la gente se detiene ante la televisión", dice Alfredo García Iglesias. En dos días de conflicto, sus clientes se han reducido a la mitad y el presidente de la FEV asegura que hay que remontarse a las jornadas inmediatas al golpe de estado del 23-F para recordar un caso similar. La dependienta de un céntrico establecimiento madrileño apunta: "Ya hemos notado la guerra; en toda la mañana [por ayer] hemos alquilado tres películas, cuando la media es de diez". Al igual que Alfredo García Iglesias, coincide en comentar una inclinación por los argumentos bélicos.El impacto televisivo de la guerra del Golfo no deja de ser una nueva estación en el declive de aquel negocio que empezó a florecer a comienzos de los 80. En 1989, los españoles se gastaron 70.000 millones de pesetas en alquileres, según el responsable de la FEV, y 50.000 según otras fuentes del sector. Pero los huevos de oro ya no abundan. Cada mes, entre un 6% y un 7% de los videoclubes cierra sus puertas y aún sobran la mitad de los 10.000 estableciemientos que todavía existen en España, según la FEV.

No es extraño por tanto que el encargado de otro videoclub madrileño se muestre excéptico ante la supuesta influencia negativa del conflicto: "Desde tiempo la demanda es muy irregular. Hay días buenos y malos sin motivos concretos. Uno ya no sabe qué pensar. ¿Las películas bélicas? Siempre han estado muy solicitadas".

Los más optimistas se con suelan cotejando la guerra con los grandes partidos de fútbol "En mi tienda no he notado mucho lo del Golfo; los clientes comentan el tema pero al final se llevan una película. Me afecta más cuando hay partido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 18 de enero de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50