Tres reporteros de la CNN retransmitieron al mundo el bombardeo sobre Bagdad

La cadena norteamericana de televisión CNN, que emite noticias durante las 24 horas del día, mantuvo a todo el mundo informado por radio durante la noche del bombardeo a Bagdad a través de tres corresponsales situados en el hotel Rashid de Bagdad, donde se encontraban alojados la mayoría de los periodistas extranjeros acreditados en Irak; entre ellos, unos 25 españoles. Todos los medios españoles, tanto de radio como televisión, reproducían sus imágenes y traducían las informaciones facilitadas por la CNN, cuyos derechos para España posee la cadena catalana

La guerra del Golfo es probablemente la primera guerra de la historia cuyo estallido se ha podido ver en directo por televisión.El periodista Gary Shepard transmitía en directo para la cadena norteamericana ABC una crónica desde Bagdad cuando en el fondo de sus palabras comenzaron a escucharse explosiones y ráfagas de fuego. "El cielo está iluminado. Podemos ver las estelas de luz en el cielo. Los aviones vuelan en dirección a nuestro hotel y se oye el estruendo de baterías antiaéreas. Obviamente, el ataque ha comenzado" fue su comentario, según informa Reuter. Segundos antes había dicho: Todo está en absoluta calma. No hay signos de actividad militar, la ciudad está iluminada y en calma".

El comienzo de la guerra.

Eran las 00.39 horas de esta madrugada cuando la mayoría de las televisiones de todo el mundo interrumpieron su programación habitual para emitir el temido flash que todo el mundo esperaba: el comienzo de la guerra en el Golfo.

Otra cadena norteamericana, la CNN de Ted Turner daba también la noticia en directo. El presentador de turno de la CNN, David French, entrevistaba al ex secretario de estado Kaspar Weimberger cuando uno de los tres corresponsales destacados en Bagdad pidió paso.

Era el veterano Bernard Shaw un presentador negro habitual en los estudios de la sede central de la CNN en Atlanta (Georgia) destacada en esta ocasión en Bagdad: "Oigo disparos", dijo. "Hemos visto aviones y el sonido de bombardeos". Era el principio de la guerra, el inicio de la operación Tormenta del desierto.

Antes de que las agencias internacionales escupieran los cables campanilleantes con la noticia, todos los aparatos de televisíón del mundo que disponen de antena parabólica sabían del comienzo del ataque aliado gracias a la información por radio que ha servido ininterrumpidamente la cadena CNN.

A partir de entonces los reporteros John Holliman, Bernard Shaw y Peter Arnett se han alternado para informar sin descanso de todo lo que ocurría en los alrededores del hotel Rashid de Bagdad. Unas veces ponían el micrófono en la ventana para que se pudiera escuchar el sonido del bombardeo sobre la ciudad o el de las baterías de defensa antimisiles iraquíes; en otra ocasión salieron a la calle para rodear el hotel. Los espectadores podían apreciar con un sonido excepcional los pasos del reportero por las alas exteriores del edificio y escuchar sus palabras describiendo el cielo de Bagdad, iluminado por los destellos de las explosiones, seguidas del silencio de la muerte.

Mensaje de Bush

La CNN salpicaba estas informaciones procedentes de Bagdad con informaciones desde la Casa Blanca, del Pentágono, de sus reporteros descatados en varíos puntos de Oriente Medio. Ha ofrecido opiniones de ciudadanos norteamericanos residentes en puntos divergentes del país, las ruedas de prensa en directo del secretario de Defensa de los Estados Unidos y del jefe del Estado Mayor conjunto Colin Pawell, del portavoz de la Casa Blanca y a las tres en punto de la madrugada el mensaje del presidente de los Estados Unidos, George Bush, explicando a todo el mundo el alcance del ataque desplegado por las fuerzas multinaciones que él comanda.

A pesar de no disponer de imágenes, la CNN ha sido el único vehículo de comunicación civil directo con Bagdad y la referencia para el resto de las televisiones y radios del mundo que han utilizado sus servicios por satélite para retransmitirlos a sus televidentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 16 de enero de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50