Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ocultación fiscal representa la mitad de las rentas obtenidas

El equipo de expertos que encabeza el catedrático Manuel Lagares tiene prácticamente concluido su tercer informe sobre el fraude en el impuesto sobre la renta en España, relativo a las declaraciones de renta presentadas en el año 1988, sobre los ingresos obtenidos un año antes. Según el presidente del Instituto de Estudios Fiscales, Miguel Ángel Lasheras, "las conclusiones son similares a las de los dos estudios anteriores".

La mitad de las rentas obtenidas no se declaran a Hacienda, según las primeras conclusiones del informe sobre el fraude fiscal que elabora un equipo de expertos dirigido por el catedrático Manuel Lagares. En este equipo han trabajado Francisco Castellano Real, José Luis Raymond Bara, José Quevedo (INE), Jorge Pereira Rodríguez, León Sanchis Garrote, González Páramo y Juan Iranzo.El informe, como los dos anteriores, se ha realizado por encargo del Instituto de Estudios Fiscales. La entrega oficial aún no se ha producido, a pesar de que estaba prevista para hace un año. Según fuentes de este equipo de trabajo, se han presentado algunos problemas estadísticos que han dificultado la terminación del informe. También ha retrasado la entrega del informe el hecho de que en el año 1988 se produjo un cambio en la normativa fiscal en lo referente a la obligación de declarar. Así, mientras el año anterior esta norma obligaba a las unidades familiares cuyos ingresos íntegros superaran las 500.000 pesetas, en 1988 el límite se desdobló de forma que se pudiera optar entre 840.000 pesetas para los rendimientos del trabajo o 200.000 pesetas de límite para los rendimientos del capital.

Ello ha complicado la utilización de las series estadísticas respecto a los dos informes precedentes. El informe se elabora comparando la renta según los datos de la contabilidad nacional que elabora el Instituto Nacional de Estadística, y se compara con lo declarado y en relación al número de contribuyentes.

Los resultados, a tenor de las múltiples reuniones celebradas entre miembros del equipo que dirige Lagares y representantes del Instituto de Estudios Fiscales y el de Estadística, son muy similares a las de los dos informes anteriores. Según explica uno de los componentes de este equipo, "eI fraude se mantiene estancado, es decir, la mitad de las rentas no se declaran, y existe un mejor cumplimiento en las rentas del trabajo que en las del capital, de profesionales y de artistas". De esta forma, "el impuesto sobre el rendimiento de las personas físicas sigue siendo un impuesto que se basa fundamentalmente en las retenciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de diciembre de 1990

Más información

  • Tercer informe sobre fraude en el IRPF