Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esperanza Roy afirma que le hace "mucha gracia" convertirse en 'chica Almodóvar'

La actriz hará el papel de madre de Victoria Abril

Esperanza Roy es el último fichaje de Pedro Almodóvar, y va a interpretar, junto con Victoria Abril -hay un tercer papel femenino destacado que podría ser asignado a Angela Molina-, la próxima película del realizador manchego, Tacones lejanos, que comenzará a rodarse el próximo mes de febrero. Ella después de cerca de 40 años de actriz en teatro, cine y televisión , y desde musicales hasta dramas, afirma: "Me hace mucha gracia convertirme en chica Almodóvar; pero él no busca la chica, busca la actriz, y eso sí tengo probado que lo soy".

Esperanza Roy nació en Madrid cuando comenzaba la guerra civil, y desde los 13 años comenzó a interpretar: desde el flamenco hasta la revista musical. Se hizo vedette y, desde 1967 con Si volvemos a vernos, comenzó su relación con el cine aunque, entremedias y después, ha mantenido una íntima relación con el teatro y hasta fue musa del mítico Teatro Español Contemporáneo (TEC). "La verdad es que en los últimos cinco años no he parado de hacer teatro y, ya, necesitaba entrar otra vez en la dinámica del cine, que a los artistas nos da tiempo para vivir nuestra vida y, encima, queda para siempre nuestra obra", afirma.En esa disposición fue como Pedro Almodóvar encontró a la actriz este verano y le propuso hacer un papel protagonista en su próxima película. "A finales de agosto hablé con Pedro y me dijo: Eres una de las tres candidatas que tengo para interpretar el papel de madre de Victoria Abril". Las otras dos candidatas eran Sara Montiel y Nuria Espert. Finalmente, Almodóvar se decidió por ella por "las características del papel que voy a interpretar, que es una madre que, a la vez, es una vedette", dice.

Esperanza Roy se muestra entusiasmada con lo que será la película de Almodóvar. "El guión de Tacones lejanos es una cosa agitada pues, como todos los que escribe Pedro, está lleno de saltos y sobresaltos. Mi hija -o sea, Victoria Abril- hace una cosa tremenda y se encuentra en la cárcel. Yo tengo que luchar por ella, a pesar de que tenemos una relación de amor-odio. El papel es espléndido para que una actriz se luzca y, además, por fin vamos a trabajar juntos Pedro Almodóvar y yo".

Y es que, según explica Esperanza Roy, "éste es el tercer guión de Pedro Almodóvar que revoluciono pero, ahora, ningún compromiso mío va a impedir que lo haga pues, tanto Laberinto de pasiones como ¿Qué he hecho yo para merecer esto?, coincidieron con fechas del teatro y yo no pude trabajar con él.

De su relación con el cineasta la actriz explica que "somos amigos desde hace siete u ocho años. Pedro Almodóvar ha venido a visitarme un montón de veces a mi camerino y me ha animado mucho en mi trabajo. Nos gustamos mutuamente desde un principio y vi que era muy parecido a mí: un inquieto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de noviembre de 1990