Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La República Soviética de Moldavia declara el estado de excepción en tres regiones

El Parlamento moldavo declaró ayer el estado de excepción en tres regiones del sur de la República Soviética de Moldavia, donde los gagauzes, pueblo de etnia turca y religión cristiano-ortodoxa, comenzaron el jueves a elegir su Parlamento, a pesar de la prohibición del Gobierno de Moldavia. El Parlamento moldavo ha abolido los ayuntamientos en las poblaciones gagauzes y establecido un comité para administrar la región.

El estado de excepción será aplicado en las regiones de Chadir-Lungski, Kirnratski y Bulkanetske. Fue adoptada con sólo nueve votos en contra de los 254 diputados que participaron en la sesión de urgencia del Sóviet Supremo convocada para buscar una salida a la crisis.La situación es muy tensa y compleja en los límites de la autoproclamada república autónoma de Moldavia, donde se han congregado miles de voluntarios moldavos convocados por el Frente Popular de la república, los cuales intentan penetrar en el territorio de los gagauzes.

Unidades de la milicia (policía uniformada) apostadas en la zona han logrado hasta el momento interponerse entre los voluntarios moldavos y los gagauzes. Estos últimos celebraron elecciones el jueves para elegir a los diputados de su Parlamento, para lo cual llevaron las urnas de casa en casa, concentraron sus automóviles, tractores y maquinarias en las afueras de las poblaciones y bloquearon la entrada de los voluntarios moldavos que intentan desde hace dos días penetrar en el territorio.

Moldavia cuenta con 4,3 millones de habitantes, tiene fronteras con Rumania y la mayoría de su población es de origen rumano. La disputa con los gagauzes, que viven en la región desde hace cientos de años, es el conflicto étnico más reciente incorporado a la larga lista de disturbios nacionalistas durante el mandato de Mijaíl Gorbachov como presidente de la Unión Soviética.

Los gagauzes son descendientes de los turcos que se instalaron en el siglo XIII en Dobruya, región compartida hoy día por Rumania y Bulgaria, y quienes en el siglo XVIII y XIX se refugiaron en la Besarabia rusa, la actual Moldavia. Aquí representan apenas un 4% de la población. En agosto último, los gagauzes proclamaron unilateralmente la República Gagauza. El movimiento independentista gagauz celebró su primer congreso en 1989.

La minoría rusa que vive en Moldavia -gran parte de la cual se estableció allí tras el traspaso a la URSS en 1940 del territorio moldavo perteneciente a Rumania- también ha declarado su propia independencia. El Parlamento moldavo ha declarado ilegal tanto la acción de la minoría rusa como de la minoría gagauz.

La república soviética de Kazajstán, en Asia central, adoptó ayer una declaración de soberanía y decretó la supremacía de sus leyes sobre las de la URSS, como ya han hecho otras repúblicas soviéticas. También ha prohibido todo tipo de pruebas nucleares en su territorio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de octubre de 1990