Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

lmdemnización de 100.000 francos a una mujer diagnosticada por error de sida

El Instituto Pasteur de París no sale de su sorpresa al constatar que un año después de haber indemnízado a Cathle Godfchalk, una alsaciana de 27 años que abortó tras ser informada por error de que había contraído el virus de inmunodeficiencia adquirida (sida), comienza a difundirse la información en medios franceses."Sí, todo eso es cierto", explicó un portavoz del centro a EL PAÍS, "pero en su día, el 25 de octubre de 1989, ya reconocimos nuestro error e indemnizamos a la persona afectada con los 100.000 francos (alrededor de 1.800.000 pesetas) de daños e intereses que fijó el Tribunal de Gran Instancia de Colmar. Lo que no comprendemos es por qué sale ahora a la luz esta noticia".

También la protagonista del error médico está sorprendida. "Me pregunto por qué después de tres años la prensa se interesa en mi caso", dijo a este periódico Cathie Godfchalk. "Cuando ocurrió quise publicar en el diario local una pequeña reseña y nadie me hizo caso".

Cathie, que ha tenido después un hijo, -ahora ya cuenta con 17 meses-, descubrió el error de los laboratorios cuando el test efectuado a su marido resultó negativo. "Mi ginecólogo me recomendó entonces abortar lo más rápidamente posible, porque me encontraba a punto de sobrepasar los tres meses legales para poder hacerlo". "Yo no quería tener un niño enfermo, estando yo también enferma de sida. Todo fue un error ya olvidado."

Toda la historia empezó en 1987, "cuando se envió a un laboratorio una muestra para que efectuase una prueba western-blot a una paciente y detectase la posible existencia de anticuerpos del sida. Su ginecólogo no esperó a conocer el resultado del segundo test -que se realiza sistemáticamente- y recomendó una interrupción del embarazo que fue ejecutada el 6 de agosto".

Algunos días después, la segunda prueba dio un resultado negativo. "Es algo que ocurre muy raramente, pero ocurrió. Aunque siempre prevenimos de que no hay que prescribir ningún acto médico hasta que no se conozcan los dos resultados. Reconocimos nuestro error", agregaron en el Instituto Pasteur.

Responsabilidades

El Tribunal de Colmar consideró que "todo laboratorio de análisis médicos contrae con su cliente una obligación que es la de comunicar un resultado fiable", y recordó que los laboratorios "recurren a establecimientos especializados en la materia y utilizan métodos que deben garantizar la fiabilidad de los resultados".Según subrayó ayer el diario Le Monde, esta decisión de lajusticia francesa "fija la responsabilidad de los laboratorios de análisis biológicos en materia de detección de sida". Precisamente un investigador del Instituto Pasteur de París, Lue Montagnier, uno de los descubridores del virus causante del sida en 1983.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de octubre de 1990