Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El miedo al Supremo

El Tribunal Supremo estima que no debe ser retirado el carné de conducir a un conductor que circula a 103 kilómetros por hora en un tramo limitado a 60 (véase EL PAÍS del 25 de septiembre).Según la revista Tráfico (octubre 1988) los prefectos franceses (homólogos a nuestros gobernadores civiles) cambiaron, en verano de 1988, sus despachos oficiales por tiendas de campaña al pie de la carretera, retirando permisos a los amantes del alcohol y la velocidad, obligando a cientos de automovilistas a regresar a casa en taxi o autoestop. El miedo al gendarme se tradujo en una conducción más prudente y, por tanto, en una disminución de los accidentes.

¿Cuántas víctimas va a ahorrar, en España, el miedo al Supremo?-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de octubre de 1990