Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU confirma la inmunidad de Paesa

La Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra informó el pasado día 2 de octubre a la Misión Permanente de España en este organismo que Francisco Paesa, procesado y en rebeldía por colaborar con los GAL y coaccionar a una testigo en el caso Amedo, mantiene su inmunidad al seguir desempeñando su puesto de encargado de negocios de la República Democrática de Santo Tomé y Príncipe.El Ministerio de Asuntos Exteriores trasladó a principios de esta semana a la Audiencia Nacional la comunicación de la ONU sobre la inmunidad de Paesa, aspecto por el se había interesado. Esta petición de información se produjo a raíz de que la oficina de Interpol en Washington comunicase el pasado 8 de septiembre que Paesa había entrado en Estados Unidos con un pasaporte diplomático caducado y consultase si permanecía vigente la orden internacional de detención dictada contra él.

Interpol Madrid confirmó a Washington dos días después la vigencia de la orden de detención, "salvo que existieran impedimentos legales o diplomáticos" y dio traslado del asunto a la Audiencia Nacional. Este organismo, tras consultar al fiscal, pidió a Asuntos Exteriores que le informase sobre si Paesa mantenía la condición de diplomático y su inmunidad.

El pasado 27 de septiembre la Misión Permanente de España en la representación de las Naciones Unidas en Ginebra presentó una nota verbal dirigida a los servicios de protocolo de este organismo en la que solicitaba información sobre la condición de Paesa. Los servicios de protocolo de la ONU en Ginebra ratificaron la vigencia de la primera consulta realizada por España el pasado mes de junio sobre este extremo.

En aquella ocasión, la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra reconoció que el embajador Paesa Sánchez asume "la representación diplomática de la República de Santo Tomé y Príncipe en calidad de encargado de negocios ad interim". El escrito señalaba que Paesa gozaba de "los privilegios e inmunidades acordados para los agentes diplomáticos de acuerdo con la convención de Viena sobre relaciones diplomáticas de 18 de abril de 1961". Se precisaba también que la inmunidad de Paesa era efectiva desde que entró en Suiza para tomar posesión de su cargo.

Por otro lado, Interpol Washington envió un segundo télex a la oficina de este organismo en Madrid el pasado 26 de septiembre en el que reiteraba su pregunta del 8 de septiembre de si España deseaba que se detuviese a Paesa, según fuentes relacionadas con este caso, a pesar de que Paesa, se encontraba ya de regreso a Ginebra.

En esa segunda comunicación, Interpol Washington no añadía ningún dató nuevo sobre la situación de Paesa y se limitaba a preguntar si, en relación con el anterior télex, España solicitaría la detención de Paesa. Interpol Madrid, en una comunicación posterior, se remitió a su anterior respuesta y solicitó mayor información sobre la situación del presunto colaborador de los GAL y la decisión de las autoridades policiales de EE UU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de octubre de 1990