Confuso compló para asesinar al Papa en su viaje a Costa de Marfil

El cardenal marfilense Bernard Yago confirmó ayer que existió un compló para asesinar al Papa durante su visita de septiembre al país africano. El presidente de Costa de Marfil, Félix Houphouet Boigny, había acusado el viernes a opositores políticos, que no citó, de estar implicados en esa conspiración contra Juan Pablo II.

El cardenal declaró que la semana anterior a la llegada del Papa a Abiyán uno de los presuntos implicados en el plan se puso en contacto con él para informarle de la preparación del compló y ponerse bajo la protección de la Iglesia católica. "Era un hombre joven y parecía sincero, pero me pregunto si estaba muy equilibrado".

El secretario del opositor Frente Popular de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, consideró que las acusaciones de Houphouet Boigny tienen como objetivo "desestabilizar" a las fuerzas de la oposición antes de las elecciones presidenciales y parlamentarias, fijadas para el próximo 29 de octubre. "Si el jefe del Estado tiene pruebas de lo que dice, que las presente ante la justicia", agregó.

Según las acusaciones del presidente de Costa de Marfil, el atentado contra la vida del Papa fue encargado a "un grupo de asesinos establecido en Ghana" y estaba previsto que se perpetrase durante la visita del Santo Padre a Yamoussoukros para consagrar la basílica de Nuestra Señora de la Paz.

El cardenal Bernard Yago reprochó a Félix Houphouet Boigny la utilización política del tema y haber incumplido su promesa de guardar secreto, velando más por sus intereses que por los de la Iglesia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 29 de septiembre de 1990.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50