_
_
_
_
_

Enfado por la ausencia de Maragall

"Estoy muy agradecido por la presencia de Javier Gómez Navarro". Samaranch no quiso opinar sobre la ausencia de Pasqual Maragall, alcalde de Barcelona y presidente del COOB, en Tokio. Gómez Navarro, secetario de Estado para el Deporte, sí confesó que el presidente del COI estaba muy enfadado y le había pedido personalmente su presencia, pese a sus muchas ocupaciones actuales con la Ley del Deporte. Aunque Josep Miquel Abad, consejero delegado del COOB, que ha estado presente en todos los informes, es un personaje válido y clave, Samaranch quería tener más apoyo, al menos uno de los vicepresidentes, y en este caso el dirigente del deporte español, en la expedición barcelonesa.Abad justificó la ausencia de Maragall diciendo que el alcalde creía más importante su presencia en Barcelona después de las vacaciones, con una ciudad muy cargada de tráfico y de problemas. No quiso opinar sobre si su ausencia tenía relación con las futuras elecciones municipales. Precisamente Samaranch y Maragall se vieron a finales de la semana pasada en Barcelona poco antes de que el presidente del COI viajase a Nueva York para presenciar las finales del Open de Estados Unidos de tenis, antes de llegar a Tokio. Gómez Navarro, tras la presentación oficial el lunes del quinto informe del COOB a la 96ª Sesión del COI, regresará a Madrid el martes para estar en la aprobación de la ley del deporte en el Senado al día siguiente. Todos estos trámites de la ley que pasará una semana más tarde al Congreso después de retrasarse un año por las elecciones generales, le impedirán aceptar la invitación que Samaranch le había hecho, junto a su esposa, para presenciar la inauguración de los Juegos Asiáticos de Pekín el próximo sábado. "No voy a estar haciendo viajes de 16 horas cada tres días", comentó.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_