Un trabajador fallece aplastado por 500 kilos de papel

José Calderón Murillo, de 52 años, murió 10 minutos antes de las siete de la tarde del miércoles cuando se le precipitó encima una bobina de 500 kilos de papel en la empresa Papelera Peninsular donde trabajaba desde hacía 15 años. Un embate "inusualmente violento" de la carretilla encargada de cargar la primera bobina hizo saltar la cuña que sujetaba la quinta bala de papel prensa, que se precipitó al piso posterior (comunicado" con el otro por una cavidad). Allí se encontraban trabajando dos hombres; uno de ellos consiguió saltar a tiempo para evitar el impacto de la bobina, mientras que José Calderón la recibió de lleno y murió en el acto, según explicó el director de personal de la citada empresa, que está participada por Unipapel y en la que trabajan 155 operarios. Comisiones Obreras manifestó ayer que la citada empresa había sido denunciada ante la inspección de trabajo en varias ocasiones por falta de medidas de seguridad.A pesar de que la versión que se desprende de la investigación de la empresa concluye que "el desprendimiento de la cuña por un empujón de carretilla violento ha sido el culpable del primer accidente laboral de este tipo que se produce desde hace 14 años en la planta", el juzgado de Arganzuela está instruyendo el caso por si pudieran derivarse responsabilidades penales.

Dentro de sus actuaciones, el titular del citado juzgado detuvo al operario que manipulaba la carretilla, ante un posible delito de imprudencia temeraria con resultado de muerte. El joven de 17 anos, sin experiencia, que fue enviado por una subcontrata para sustituir a un empleado de vacaciones, fue posteriormente puesto en libertad. El sindicato CC. OO. apoyará la denuncia formulada anoche por el comité de la empresa papelera responsabilizando a la fábrica del accidente, El trabajador fallecido estaba casado y no tenía hijos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS