El antiguo presidente de Guinness, declarado culpable de falsa contabilidad, robo y fraude

Agencias

El antiguo presidente de la compañía británica de cervezas Guinness, Ernest Saunders, y sus tres colaboradores fueron declarados ayer culpables por un tribunal de Londres de falsa contabilidad, robo y fraude, después de más de 100 días de deliberación judicial sobre la presunta ilegalidad de la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) realizada por Guinness sobre el grupo de bebidas alcohólicas británico Distillers en 1986.Los otros tres acusados son Gerald Ronson, presidente del grupo internacional Heron; Anthony Parnes, intermediario de bolsa; y el financiero multimillonario Sir Jack Lyons. El jurado acusó a los cuatro hombres de estar envueltos en una operación ¡legal de millones de libras para manipular el precio de las acciones de Guinness. Los tres hombres de Saunders compraron acciones de Guinness para mantener el precio de éstas alto mientras la cervecera realizaba su oferta para la compra de Distillers por valor de 5.260 millones de dólares (más, de medio billón de pesetas) en competencia con la oferta realizada por el grupo alimentario británico Argyll.

"Es ¡legal que una compañía financie secretamente la compra de sus propias acciones a terceros para mantener elevado el precio de éstas en bolsa", declaró el juez del caso, Denis Henry. Por su parte el ex presidente de Guinness, que se declaró inocente al inicio del juicio, afirmó a la audiencia que Lord Iveagh, el cabeza de la familia Guinness, le había presionado para realizar la "OPA fatal" sobre Distillers porque quería rivalizar con la familia Rothschild.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de agosto de 1990.

Lo más visto en...

Top 50