Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adolfo Aldana manifiesta su deseo "irrevocable" de abandonar el Real Madrid

Adolfo Aldana, centrocampista del Real Madrid, manifestó ayer su decisión "irrevocable" de abandonar el club y fichar por otro equipo que le otorgue "más posibilidades de jugar". El futbolista, de 24 años de edad, tiene contrato en vigor hasta 1992 y una ficha anual de 50 millones de pesetas, por lo que está dispuesto a acogerse al Real Decreto 1.006/85, que permite al deportista la rescisión unilateral de su compromiso laboral previa mediación de los tribunales de justicia, si el Madrid se niega a concederle la carta de libertad. El Sevilla y el Tenerife están interesados en contratar a Aldana.

MÁS INFORMACIÓN

Aldana explicó que había tomado la decisión de abandonar el Madrid la pasada temporada, pero que había decidido esperar para ver si en la presente el técnico John Benjamin Toshack contaba con él. No ha sido así -Aldana no jugó un sólo minuto en el Trofeo de La Línea- y el centrocampista, nacido en Cádiz pero formado en las categorías inferiores del Madrid, comunicó al club su decisión: "Llevo dos años y medio sin jugar. Lo tengo muy claro, muy meditado. Si no han contado conmigo en la pretemporada, mucho menos lo harán durante ta Liga. Mi decisión es irrevocable".La actitud de Toshack el pasado martes, cuando afirmó que estaría dispuesto a aceptar la marcha de Lopetegui, pero no la de Aldana, sobre todo después de la lesión de Luis Milla, acabó con la paciencia del jugador: "No quieso desanimarme cuando pasen dos o tres semanas y vea que no voy a jugar, como me sucedió el año pasado, Estoy en el fútbol para divertirme. No me vale estar seis años en el Madrid para apenas jugar partidos".

Esperando a Mendoza

El jugador informó que está a la espera de hablar con el presidente de la entidad, Ramón Mendoza, para comunicarle su decisión: "No quiero que me convenza nadie. No tengo ningún problema ni con el entrenador ni con el club, que me ha tratado siempre fenomenalmente. Me quiero ir porque no juego y, tal como están las cosas, lo tengo muy difícil para conseguirlo en el futuro". Sin embargo, un miembro de la directiva madridista confirmó que Mendoza no está dispuesto a permitir que Aldana se vaya, circunstancia que éste conoce, por lo que debería acogerse al Real Decreto 1.006//85, que regula las relaciones laborales de los deportistas.

Dicho texto legal garantiza la libertad del futbolista una vez concluido su contrato y, en

su artículo 16, recoge la rescisión unilateral del mismo a través de los tribunales de justicia, que son los que deben fijar la indemnización que el club debe percibir. De existir alguna cláusula de rescisión en el contrato del jugador no cabría tal posibilidad, pero no es el caso. Hasta ahora, ningún futbolista profesional español se ha atrevido a recurrir al citado decreto.

Las relaciones entre Aldana y Toshack han sido particularmente tensas en algún momento. La pasada temporada, con motivo de un Madrid-Rayo VaIlecano previo al partido de vuelta contra el Milan en la Copa de Europa, Toshack acusó de bajo rendimiento a algunos de sus jugadores, llegando a citar el nombre de Aldana. "Yo, fuera del campo, he llegado a sudar más que otros dentro de él", dijo el técnico.

Asimismo, Aldana confirmó el interés que Sevilla y Tenerife han mostrado por su contratación: "Me iría a cualquiera de los dos". Vicente Cantatore, entrenador del Sevilla, ha elogiado en varias ocasiones las virtudes del futbolista. La junta directiva del club andaluz ha dado luz verde a su fichaje, previa recomendación de su entrenador.

El Atlético de Madrid también pujó por él en el pasado, en una de los varios intentos de Jesús Gil por sustraer algún jugador a Mendoza, pero éste respondió con la renovación del contrato de Aldana, en el que incluyó, una importante mejora económica.

Por otro lado, el portero suplente Lopetegui aseguró ayer estar "abierto" a cualquier oferta de cesión o traspaso que considere interesante. Toshack aseguró que no pondría impedimentos a su marcha, ya que es poco probable que pueda ocupar el puesto de Buyo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de agosto de 1990

Más información

  • El jugador está dispuesto a recurrir al decreto 1.006 para romper su contrato