Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Menem asume la presidencia del Partido Justicialista

La sucesión de intensos temblores que siguió al terremoto político del pasado domingo, cuando triunfó el no en el plebiscito sobre la reforma de la Constitución de la provincia de Buenos Aires, derrumbó de sus cargos al presidente del Partido Justicialista, Antonio Cafiero, y al presidente del radicalismo de Buenos Aires, Leopoldo Moreau, los dos dirigentes que habían acordado las enmiendas que luego aprobó la legislatura provincial. El presidente argentino, Carlos Menem, asumió la presidencia de su partido, aunque mantendrá la licencia de que disfrutaba, lo que deja en manos de su hermano Eduardo las riendas del justicialismo, como vicepresidente ejecutivo.El gobernador Antonio Cafiero, con mandato hasta fines del próximo año, retuvo la conducción del peronismo en Buenos Aires, pero el pasado lunes presentó su renuncia a la presidencia nacional del partido en el Gobierno. El reemplazo de Cafiero fue resuelto de inmediato por el ascenso natural del jefe del Estado, Carlos Menem, hasta ahora el vicepresidente del partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de agosto de 1990