Pirómanos gallegos provocan incendios con explosivos

Los servicios de extinción del fuego de la Xurita de Galicia hallaron el pasado lunes en un monte del municipio de Silleda (Pontevedra) un artefacto explosivo de fabricación casera destinado a provocar un incendio forestal. Este es el quinto objeto de similares características aparecido en los bosques gallegos desde el inicio del verano, lo que a juicio del Gobierno autónomo confirma que la proliferación de incendios es. producto de una "actividad criminal organizada".Objetos similares ya habían sido descubiertos el pasado mes de julio en las provincias de La Coruña y Lugo. Se trata de pequeños paracaídas de fabricación casera, que pueden ser lanzados desde tierra, y a los que se conecta pólvora o algún otro material inflamable que explota al contacto con el suelo.

Portavoces de la Consejería de Agricultura de la Xurita insistieron ayer en que, la existencia de este tipo de objetos revela el grado de planificación de la actividad incendiaria en los montes gallegos, provocada por "organizaciones criminales". Estas declaraciones, hechas por altos cargos del Gobierno gallego, han llevado al Partido Socialista -Galego-Esquerda Galega (PSG-EG) y la Asociación para la Defensa Ecolóxica de Galicia (Adega) a solicitar a la Xunta que explique públicamente quién puede estar detrás de íos pirómanos.

La Xiinta también asegura que desde el comienzo de verano ha remitido a la Delegación del Gobierno en Galicia los nombres y las direcciones de 14 pirómanos sorprendidos cuando prendían fuego al monte. Ayer fue detenido por la Guardia Civil un pirómano en Carballeiro (Orense), que hace el número cinco de los detenidos este verano.

El pasado martes se produjeron en Galicia 151 incendios, la cifra más alta en un solo día en lo que va de año. Desde el inicio del mes de agosto el número de siniestros ha sido de 819, casi tres veces más que en 1989; y la superficie de arbolado destruida hasta ayer era de 10.000 hectáreas, cuando el pasado año por estas fechas se habían quemado 38.000 hectáreas. A media tarde de ayer se habían registrado otros 114 focos de fuego, y unos 20 seguían activos. Uno de ellos se introdujo en Asturias a través del concejo de Ibias y ha quemado 1.000 hectáreas de pino y castaño. Otro incendio más afectaba a tres municipios de la provincia de Pontevedra, Crecente, Arbo y As Neves, donde prosiguen las llamas.

La Caldera, en peligro

Por otro lado, los incendios forestales declarados en Canarias habían afectado ayer a más de 1.000 hectáreas de terreno, informa, Carmelo Martín. El de la isla de -La Palma, que arrasó unas 700 hectáreas de pino canario, continuaba ayer en el interior de la Caldera de Taburiente, parque nacional de 5.000 hectáreas de gran valor botánico. El fuego había remitido ayer en el municipio de Fuencaliente, pero continuaba en la zona de El Paso, en plena Caldera de Taburiente. En este lugar se trataba de evitar con cortafuegos y contrafuegos (el hidroavión de Icona no podía operar por el viento y la topografía de la zona), que las llamas traspasaran el barranco de Taburiente y penetraran en el cogollo del parque, donde se encuentran los manantiales que surten de agua a toda la isla.

En la isla de El Hierro, el fuego originado el martes pasado en el municipio de Frontera adquirió grandes dimensiones en la manana de ayer, lo que hizo que se pensara en evacuar el pueblo de El Pinar, habitado por unas 700 personas, pero finalmente se desistió. El incendio afectó a un-as 400 hectáreas hasta ayer.

En La Gomera surgió ayer un incendio en el municipio de Valle Gran Rey, y se combatía para evitar que llegara a un palmeral.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Xosé Hermida

Es corresponsal parlamentario de EL PAÍS. Anteriormente ejerció como redactor jefe de España y delegado en Brasil y Galicia. Ha pasado también por las secciones de Deportes, Reportajes y El País Semanal. Sus primeros trabajos fueron en el diario El Correo Gallego y en la emisora Radio Galega.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS