Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN EL GOLFO

Bases españolas, utilizadas como puente por EE UU

Estados Unidos comenzó a emplear desde la noche del martes las bases españolas de utilización conjunta como puente para el traslado de sus efectivos militares hacia el Golfo, tras recibir la pertinente autorización del Gobierno de Felipe González. El ministro de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, aseguró anoche que el permiso se ha concedido de acuerdo con lo establecido en el convenio bilateral con Estados Unidos. Una docena de aparatos C-5B, de transporte de tropas, aterrizaron ayer en las pistas de Torrejón de Ardoza y varias escuadrillas de bombarderos F-111, utilizados en 1986 contra Libia, repostaron en las bases de Morón y Zaragoza.

La petición norteamericana para utilizar las bases como puente logístico hacia el Golfo fue recibida por el Gobierno español en la noche del martes y contestada afirmativamente de forma inmediata. La solicitud fue realizada para un supuesto de no intervención militar unilateral y directa de EE UU en el conflicto y fue aprobada con esa condición, según informaron a EL PAÍS fuentes gubernamentales.Dichas fuentes insistieron en que la autorización se ha concedido conforme a lo previsto en el Convenio de Defensa y Cooperación firmado por ambos países en 1988, y que permite a las autoridades españolas negar a su aliado el uso de las instalaciones conjuntas en supuestos, que no afecten a la seguridad de España y de EE UU o la de los demás países de la OTAN.

Durante la jornada de ayer una docena,de aviones de transporte C-513, denominado Minigalaxy por tratarse de una versión más pequeña del gigantesco C-5A Galaxy, hicieron escala en la base conjunta de Torrejón de Ardoz (Madrid), procedentes de Estados Unidos, en su viaje hacia el golfo Pérsico. Este intenso tráfico de aparatos cargados de material bélico y tropas continuará en los próximos días. Se calcula que alrededor de un millar de soldados descansaron en la base, cuyos pabellones estaban repletos, mientras los aviones en los que despegarían hacia el Golfo repostaban. El contingente aéreotransportado vestía trajes de camuflaje para el desierto.

Por su parte, los cazabombarderos F-16 que integran el Ala Táctica 401 realizaron por la mañana continuas maniobras de despegue y aterrizaje, así como ejercicios de vuelo sobre las instalaciones de Torrejón, informa Javier Barrio. Personal español de la base calificó de "inusual" el intenso tráfico aéreo registrado. "Parecía un avispero", dijeron. Dos escuadrones de este ala táctica- compuesta por 72, F- 16, que tendrán que abandonar nuestro país en 1992 en virtud. del convenio hispano-norte americano, frecuentan las bases de Incirlik (Turquía) y Aviano (Italia).

Bombarderos F-111

Una escuadrilla compuesta por ocho bombarderos F-111 de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos procedente de las bases norteamericanas en el Reino Unido aterrizó el miércoles en la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) para reponer combustible y emprendió vuelo momentos después, presumiblemente en dirección al golfo Pérsico.

Los responsables de la base de Morón guardaban mutismo ayer sobre posibles nuevas operaciones. Sin embargo, la activi, dad en la base era "muy intensa y distinta a lo habitual", según fuentes oficiosas consultadas por la Redacción de EL PAÍS en Andalucía. Precisamente Morón sirvió de centro de comunicaciones en la operación aeronaval de castigo realizada en 1986 por Estados Unidos contra Libia. La base de Rota, distante a unos cien kilómetros de la de Morón, fue utilizada a la vuelta por uno de los cazabombarderos que participaron en la acción y que entró en avería cuando regresaba a base de origen en el Reino Unido. Las bases de Morón y Rota permencieron en aquella ocasión durante varios días en estado de alerta máxima.

En la base naval de Rota (Cádiz) se espera para los próximos días la llegada de algunas unida des navales norteamericanas, entre las que podría encontrarse el portaaviones Saratoga, que ayer zarpó de las costas de EE UU. Fuentes militares informaron que el envío de la flotilla y de un importante contingente de marines no estaría solamente relacionado con el conflicto provocado por Irak, sino que parte de esos efectivos podrían reforzar al destacamento norteamericano des plegado con motivo de la guerra civil de Liberia.

La base de Zaragoza registra estos días un movimiento "inusual" sólo comparable al registrado en 1986 con motivo de la operación de castigo emprendida por el presidente Reagan contra Gaddafi, informa Javier Ortega.

Procedentes de bases en el Reino Unido han llegado a Zaragoza en los últimos días al menos 20 bombarderos F-111 de las Fuerzas Aéreas estadounidenses, y seis aviones de transporte Hércules C-130. En las mismas fechas aviones cisterna han partido con destino a Egipto, Chipre y Arabia Saudí, según informaron fuentes no. oficiales. En Zaragoza hay cinco aparatos Boeing KC-135 para el reabastecimiento en vuelo que jugaron un destacado papel en el ataque norteamericano contra Libia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de agosto de 1990

Más información

  • Aviones de combate y transporte recalan en Zaragoza, Morón y Torrejón