Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos forenses, a favor de que pueda elegirse el sexo de un hijo

Dos médicos forenses de la Audiencia de Barcelona, Leopoldo Ortega Monasterio y Lluís Borrás, han emitido un dictamen favorable a que una mujer, madre de cinco varones, pueda elegir que el sexto hijo sea niña. Se trata de la misma persona que el pasado mes de febrero solicitó autorización a un juez de Mataró para someterse a las técnicas de selección de sexo que pueden hacer posible que el futuro hijo sea una niña. La petición respondía a su empeño en no tener más varones; en su caso, no existen enfermedades hereditarias que justificasen la determinación de sexo, único motivo previsto por la ley de 1988 que limita el uso de las citadas técnicas. La fiscalía se opuso a la petición en un informe previo presentado en el juzgado; informe que será complementado con un estudio más amplio que todavía no está concluido. El juez de Mataró deberá decidir a la vista de los informes.Los forenses se muestran a favor de la petición utilizando consideraciones psicológicas y sociológicas sin base científica. Los dos especialistas en psiquiatría, precisan que esta solicitud responde a un "deseo natural de tener una hija para equilibrar una familia excesivamente varonil".

Los forenses han llegado a la conclusión de que las mujeres son mejor compañía que los varones cuando una madre llega a la ancianidad. "La mujer estaría mejor acompañada por una hija durante su vejez", dicen, y añaden que la paciente sufre una "ansiedad ligada al temor de que en su vejez pueda encontrarse en una penosa soledad".

El informe continúa con consideraciones como: "La mujer desea una figura femenina en su prole con la que establecer las naturales relaciones de identificación y similitud de roles".

El diagnóstico de los psiquiatras señala que esta mujer sufre una depresión ansioso-afectiva aunque no alcanza "el rango delirante propio de la psicosis, sino que como máximo puede en algún momento alcanzar visos de delirio". Según el parecer de los facultativos, la situación de la paciente es de "falta de salud psíquica" que, en su opinión, podría derivar en una "depresión e infelicidad crónicas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de julio de 1990

Más información

  • El dictamen apoya la petición de una mujer de Barcelona, madre de cinco varones