La inflación subirá un 5% el próximo año, según las primeras previsiones del Gobierno

El secretario general de Planificación y Presupuestos, Antonio Zabalza, comunicó ayer a los representantes sindicales en la mesa de funcionarios que la previsión de inflación que maneja el Gobierno para 1991 es del 5%. Zabalza, quien precisó que esta estimación es aún "muy provisional", no adelantó ningún otro dato sobre el incremento salarial que el Gobierno va a ofrecer a los empleados públicos.

Teofilo Serrano, secretario de Estado para la función pública, aseguró que "es muy pronto para adelantar esa cifra", aunque sí hizo una reflexión sobre el momento económico y la conveniencia de promover ahora el ahorro y la reducción del déficit. En ningún momento hizo alusión al mantenimiento del poder adquisitivo de los funcionarios.

Los sindicatos, mientras tanto, sí reclaman una subida salarial superior a la previsión de inflación. UGT reclama además la equiparación de los salarios del sector público y del sector privado, mientras que CSIF pide la recuperación del 1,2 de poder adquisitivo perdido en 1989. Los representantes de CC OO estiman que la previsión de inflación del Gobierno no responde a la realidad, y denunció que se mantienen las discrepancias entre Hacienda y Administraciones Públicas sobre la oferta pública de empleo para 1990.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS