Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Rafael Alberti

El poeta se casó ayer con una profesora 44 años más joven

El poeta Rafael Alberti, que el próximo mes de diciembre cumplirá 88 años, contrajo ayer matrimonio con María Asunción Mateo, 44 años más joven que él, profesora de lengua y literatura y compañera del poeta desde hace unos ocho años. La ceremonia se celebró en el Juzgado número 3 de El Puerto de Santa María (Cádiz), localidad natal de Rafael Alberti.A la boda mañanera sólo asistieron como testigos un amigo personal de Alberti, Carmelo Ciria, y su esposa, Lourdes Roselló, así como Manuel González Piñedo., director de la Fundación Rafael Alberti, de la Diputación de Cádiz.

La pareja, que llegó a la sede del juzgado en un automóvil, consiguió pasar inadvertida para todo el mundo. Ningún miembro de la familia de Alberti conoció de antemano la noticia. Su sobrina, María Teresa, con la que el poeta mantiene una estrecha relación, se enteró ayer por la radio. Hace ocho días, al tener conocimiento EL PAÍS de los preparativos legales que realizaba la pareja para contraer matrimonio, María Asunción Mateo negó rotundamente tal información. La compañera de Alberti precisó entonces que sólo se trataba de rumores, y que desde la muerte de María Teresa León, "todos nos quieren casar". También el propio Alberti llegó a afirmar reiteradamente que no era previsible que cambiara de estado civil.

En parecidos términos se expresaron otros integrantes del reducido círculo de amistades que rodea a Alberti. "Dado su estado de salud y su edad", indicó ayer uno de sus amigos, "lo mejor para el maestro era que la boda fuera lo más discreta posible; de ahí el pacto de silencio que hemos mantenido todos los que sabíamos del asunto". Sin embargo, este periódico ha podido saber que uno de los asistentes a la ceremonia realizó fotograflas del acto, cotizadas imágenes en exclusiva que serán vendidas a un semanario.

Tras la boda, María Asunción, que vestía un traje de chaqueta y portaba un ramo de flores, Alberti, con su tradicional camisa floreada, y los testigos, se dirigieron a un céntrico bar, en donde desayunaron café y churros. También acudieron a la iglesia prioral, donde se encuentra la imagen de Nuestra Señora de los Milagros, patrona de la ciudad, lugar que es costumbre visitar por los recién casados en esta localidad.

Tras difundirse la noticia, el Ayuntamiento de El Puerto envió un telegrama de felicitación al nuevo matrimonio. Numerosos fotógrafos se apostaron ayer en la puerta del hotel Puerto Bahía, donde la pareja se halla alojada. María Asunción y Rafael llegaron al hotel alrededor de las cinco de la tarde y salieron por separado del coche, impidiendo que se les retratara por primera vez juntos después de la ceremonia.

Alberti era viudo desde la muerte, en diciembre de 1988, de María Teresa León, con la que había contraído matrimonio civil durante la Il República y con la que tuvo una hija, Aitana, que vive en la actualidad en Cuba junto con sus dos hijas. María Teresa León murió en una residencia madrileña, donde permaneció ingresada los últimos seis años de su vida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de julio de 1990