Agentes de vigilancia en La Moncloa denuncian su propia vulnerabilidad ante atentados

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) de Madrid ha denunciado las escasas medidas de seguridad que protegen a los policías encargados de la vigilancia del palacio de la Moncloa, sede de la Presidencia del Gobierno, entre las que citan la carencia de cabinas y vehículos blindados. El SUP no ha hecho sino recoger las quejas formuladas por los propios agentes de servicio. Fuentes de la Moncloa han restado importancia a este asunto, al que califican como una maniobra sindical.La última medida adoptada por Fernando Puell, jefe de seguridad de la Moncloa, ha sido instalar una sombrilla, en lugaar de una cabina, en una de las puertas de acceso, informa Servimedia.

El secretario general del SUP de Madrid, Bernardo Bravo, confirmó que hace ya dos meses que este tipo de cuestiones se plantearon al di rector de Gabinete de la presidencia de Gobierno, Roberto Dorado.

Según el SUP, los policías encargados de velar por la seguridad del presidente no gozan, a su vez, de medidas mínimas de seguridad contra posibles atentados. Las garitas son viejas, construidas con plástico y otros materiales muy vulnerables, y los vehículos de la policía encargados de la vigilancia en la carretera de La Coruña no llevan blindaje. Esta insuficicencia en la seguridad contrasta con una reciente circular en la que se insta a reforzar la protección pasiva en edificios vigilados por policías o guardias de uniforme, tanto del Cuerpo Nacional de Policía como de la Guardia Civil.

Los policías encargados de la protección del palacio de la Moncloa son agentes de libre designación elegidos en todo el cuerpo por su buena formación y preparación física. "Sin embargo", afirmó Bravo, "hemos recibido numerosas quejas de los agentes por la falta de medidas de protección eficaces".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 29 de junio de 1990.

Lo más visto en...

Top 50