Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sargento de la Guardia Civil muerto y otro herido en un tiroteo en Navarra

El sargento de la Guardia Civil José Luis Hervás Mañas murió ayer en un tiroteo mantenido con un supuesto comando de ETA en un paraje montañoso del municipio navarro de Lumbier, donde era comandante del puesto. Durante el tiroteo resultó herido de gravedad el sargento José Domínguez Piris, comandante de la cercana localidad de Yesa. Horas más tarde, una patrulla de la Guardia Civil encontró a un hombre herido de bala en las inmediaciones, que fue identificado posteriormente como Germán Rubenach Roig, antiguo integrante del comando Txalupa de ETA.

Fuentes de la Delegación de Gobierno de Navarra informaron que el tiroteo se produjo aproximadamente a las 12.15 horas de ayer, cuando el sargento Hervás y un cabo cumplían un servicio habitual de patrulla.Durante su recorrido observarón a un grupo de personas que se encontraban en la orilla del río Itati, en un paraje conocido como la Foz de Lumbier, lugar utilizado con cierta frecuencia como punto de reunión o de escondite de delincuentes comunes. El sargento bajo hasta la orilla del río, y cuando se acercaba al grupo fue tiroteado y alcanzado por tres veces, en el cuello, pecho y un brazo. Por el aspecto de los disparos, parece ser que fue rematado en el suelo. En ese momento llegaron al lugar el sargento Piris, con otro agente, del cuartel de Yesa.

Al observar los hechos, los agentes sacaron sus armas y entablaron un tiroteo con el grupo de sospechosos, dos hombres y una mujer, de apariencia joven. El sargento Piris resultó alcanzado en la cadera.

Los agresores se dieron a la fuga a pie y en su huida se les cayó una bolsa en la que, entre otros objetos, se encontró una pistola del calibre 9 milímetros. José Domínguez Piris fue trasladado a la clínica universitaria de Pamplona, donde se le intervenido quirúrgicamente y, según el último parte médico de ayer, evolucionaba favorablemente dentro de la gravedad. Los médicos le apreciaron una herida de bala que entraba por la cadera derecha y que quedó incrustada en la zona posterior izquierda del sacro.

En el lugar se recogieron algunos casquillos del calibre 9 milímetros parabellum, munición habitualmente utilizada por ETA. Inmediatamente se organizaron patrullas de la Guardia Civil que acordonaron y batieron la zona, apoyadas por helicópteros.

Cerca de las nueve de la noche, una de las patrullas encontró, en la orilla del río Itati, a un hombre con una herida de bala en la cabeza, que poco después fue identificado como Germán Rubenach Roig, antiguo integrante del comando Txalupa de ETA, ya desarticulado. El etarra fue trasladado al hospital de Navarra donde, a medianoche, era intervenido quirúrgicamente, sin que se conociera su estado, informa Efe.

La capilla ardiente de José Luis Hervás, de 35 años de edad, natural de Yeste (Albacete), casado y con dos hijos, será instalada hoy en la Delegación del Goblemo en Navarra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de junio de 1990

Más información

  • Los agentes fueron sorprendidos por un 'comando' de ETA