Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tribunal de Pau condena a 59 años de cárcel a cuatro miembros de los GAL

El tribunal de Pau condenó ayer a los miembros de los GAL Roger Roussey, Alain Lambert, Michel Morganti y Alain Domenge a 59 años de cárcel por los delitos de asociación de malhechores, dos intentos de asesinato, tenencia ilícita de armas, robo de vehículo y falsificación de documentos. Roger Roussey, reclutado por el ex legionario Georges Mendaille, fue considerado por la sala como el organizador del grupo de marselles que participó en dos atentadosterroristas contra refugiados vascos.

Roger Roussey fue condenado a 16 años de prisión. Miguel Morganti cumplirá 15 años de cárcel, mientras que el resto del comando fue condenado a 14 años de prisión, cada uno de ellos.El fiscal del tribunal de acusación de Pau, André Dagués, había solicitado penas que oscilaban entre los 18 y 20 años para los dos primeros, y 16 a 18 para el resto. Pese a la reducción de pena sobre sus peticiones, éste se mostró de acuerdo con la sentencia dictada por el tribunal. Dagués, que a lo largo de todo el proceso ha mantenido que Georges Mendaille no será extraditado a Francia, señaló al término del juicio que el ex legionario francés se halla bajo la protección del Gobierno español. Manifestó su deseo de juzgar a Mendaille en los tribunales franceses ya que "la responsabilidad de éste es más importante que el grupo que ha sido juzgado durante esta semana", indicó.

Los abogados encargados de la defensa presentarán hoy un recurso ante el tribunal de casación de París. Consideran que el proceso no se ha desarrollado en condiciones normales y añadieron que "todos ellos estaban juzgados mucho antes de que se iniciara la vista". Señalaron también que poseen información sobre Mendaille, que no ha sido descubierta, así como que "hay muchas cosas de la trama de los GAL que no se han dicho todavía".

La sentencia no fue aceptada por los familiares de los procesados, y en el momento que el presidente del tribunal, Robert Cordás, dio a conocer la condena se observaron escenas de dolor entre éstos.

Los abogados defensores en su intento por impedir que Robert Roussey, Alain Lambert, Michel Morganti y Alain Domenge fuesen sentenciados habían solicitado al Tribunal la suspensión del proceso. Consideraban necesario que tuviesen la documentación que se encuentra en poder de la Audiencia Nacional sobre Georges Mendaille y los policías José Amedo Fouce y Michel Domínguez.

Pedían también que Odette Montmigny pudiera ver fotografías de miembros del servicio secreto francés. Esta testigo afirmó, ante la Sala, que podía reconocer a un supuesto integrante del DST (Defensa y Vigilancia al Territorio), Jacques Cartier, con quien se entrevistó en el aeropuerto de Barcelona en una de las citas que concertó con el ex legionario Georges Mendaille.

El tribunal denegó ambas peticiones al considerar que ninguna de las dos pruebas eran necesarias para descubrir la verdad sobre los hechos que se les imputaba a los procesados. Esta negativa fue lo que motivó que los cuatro defensores se negasen a presentar sus respectivas conclusiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de junio de 1990

Más información

  • El fiscal dice que Mendaille es más responsable que los juzgados