7.000 policías piden en Madrid la dimisión del Corcuera

Alrededor de 7.000 policías pidieron ayer a gritos la dimisión del ministro del Interior, José Luis Corcuera, durante la manifestación que recorrió el centro de la ciudad y acabó ante la sede del ministerio en Castellana, 5. La concentración fue convocada por el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Asociación Nacional de Policía Uniformada (ANPU), para exigir mejoras salariales y profesionales. A la misma asistió el secretario general dé CC OO de Madrid, Rodolfo Benito.La manifestación comenzó a las seis de la tarde en la glorieta de Rubén Darío, bajó por la calle de Fortuny hasta Castellana y la sede de Interior. El acto transcurrió en orden y sólo a partir de las 19.15 horas grupos de manifestantes invadieron y cortaron el tráfico en el paseo de la Castellana. Los policías, llegados a Madrid de todos los puntos de España, corearon insistentemente Corcuera dimite, la poli no te admite y Corcuera escucha, la poli está en la lucha. Los manifestantes corearon también consignas a favor del sindicalismo en la Guardia Civil.

Juan García Gámez, secretario general del SUP, al término de la manifestación criticó a UGT por sus intentos de inmiscuirse en los sindicatos policiales y pidió la reapertura de negociaciones con las autoridades de Interior.

En Barcelona, un millar de policías se manifestó portando banderas catalanas, informa Angels Piñols. Los agentes fueron convocados por la Mesa Sindical, organismo integrado por cuatro sindicatos que forman un frente común para solucionar los problemas específicos que sufren los policías en en Cataluña.

Los policías participaron en la marcha llevando senyeras para demostrar, dijeron, "que queremos integrarnos en Cataluña y el Ministerio, nos lo impide", según un portavoz de la Mesa. El cortejo discurrió al son de la canción Libertad, del grupo Jarcha, elegida en solidaridad con los guardias civiles presos, acusados de pertenecer al Sindicato Unificado de la Guardia Civil (SUGC).

Los policías quieren incrementos salariales, que se les abonen las horas extras y los pluses de nocturnidad, turnicidad y festivos, así como el reconocimiento de las enfermedades profesionales.

Las manifestaciones de ayer son el último capítulo de una campaña de movilizaciones en distintas capitales. "Durante esta semana se han manifestado en decenas de actos un total de 20.000 policías, la tercera parte del cuerpo. Esperamos que después de esta manifestación, el mayor acto de protesta policial ocurrido nunca, el ministro del Interior, José Luis Corcuera, se dé cuenta de que el malestar en el Cuerpo Nacional de Policía es profundo", declaró ayer un portavoz del SUP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de junio de 1990.

Lo más visto en...

Top 50